Unas 300 personas piden justicia para el joven atropellado en Jerez

  • El conductor del vehículo, que iba ebrio, aún no ha sido juzgado

Comentarios 3

La familia de Francisco Ángel Jiménez Padilla no va a permitir que el tiempo haga mella en su olvido y aplacen o difumine sus ansias de justicia. Precisamente este sentimiento unánime fue el que expresó el pueblo de Rociana frente a la Casa Consistorial, donde se manifestaron para demandar de la justicia que haga honor a su nombre y condene a prisión al hombre que sesgó la vida del joven, una medida que se presume como el único medio que podría restituir parte del daño provocado a la familia y a todo un pueblo, el mismo que ayer se mostró consternado por esta vil impunidad.

Con esta consigna cerca de trescientos ciudadanos, entre ellos representantes de todos los partidos políticos, arroparon en un sentido silencio a familiares y amigos de la víctima, las cuales evidenciaron que no siempre se cumple el refrán de "ojos que no ven corazón que no siente".

De este modo continúan padeciendo un calvario acrecentado por la impotencia de constatar que el ciudadano que cometió este brutal homicidio "continúa en la calle, conduciendo y poniendo en riesgo nuevas vidas".

El trágico suceso se produjo cuando hace dos años el joven acudió junto a familiares y amigos a la 'motorada' que con motivo del campeonato mundial de motociclismo se celebra anualmente en Jerez. En el ambiente festivo que presidió la jornada dominical del 25 de marzo un joven, presuntamente en estado de embriaguez, accedió en sentido contrario por el vial en el que circulaban los jóvenes, colisionando con dos turismos y una motocicleta en la que circulaba Jiménez, quien falleció de forma fulminante. Los servicios sanitarios del 061 nada pudieron hacer por su vida.

Para los manifestantes lo más flagrante es que tras dos años del suceso el presunto homicida continúe disfrutando de la libertad en espera de un juicio. Así se manifestaba su madre, Socorro Padilla, quien teme que esta persona pase en la cárcel "menos de dos años, porque luego, a la hora de la verdad, te quitan y te quitan parte de la condena".

En concreto, el Juzgado numero tres de los Penal de Jerez, que habrá de pronunciarse sobre este trágico suceso, aún no ha iniciado ni tan siquiera las primeras vistas, lo que siembra de indignación a una familia que no encuentra consuelo. El citado conductor conducía bajo los efectos del alcohol y las drogas, y arrolló varios vehículos, se saltó tres controles de la Guardia Civil y cruzó una mediana antes de chocar con la moto de Francisco Ángel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios