El periodista De la Cueva deleita con su exaltación cofrade

  • El pregonero atribuye gran parte del resurgir de la Semana Santa al esfuerzo de los costaleros

El periodista de Doñana Televisión, Pepe de la Cueva, deleitó durante más de una hora al numeroso público que acudió a oírle al templo parroquial de Almonte, donde dio un pregón con múltiples claves, como la devoción mariana, la actualización de la Pasión evangélica en injustas realidades sociales de hoy día y la forma poética.

De la Cueva ofreció un sentido y bello pregón que destacó por su originalidad, espiritualidad y belleza poética, cautivando a todos los asistentes, quienes acogieron la alocución alternando la silenciosa escucha con ovaciones de aplausos, alternancia que permitió seguir el itinerario de las emociones vividas por un público que salió del templo con la satisfacción reflejada en el rostro.

De la Cueva, que fue presentado por la joven Estrella Caraballo, inició su alocución recordando su origen sevillano y su infancia, para vincularlos luego con la Semana Santa almonteña, a la que lleva también en su corazón. La fe a la Virgen del Rocío es, en su opinión, la simiente que ha hecho florecer el espíritu cofrade en el pueblo.

Posteriormente, el exaltador realizó una descripción de las cinco cofradías que se pasean por las calles, con el éxtasis final del domingo de Resurrección, jornada de fiesta en la que se elige el hermano mayor para el Rocío.

De la Cueva, quien atribuyó gran parte del resurgir de la Semana de Pasión en Almonte al esfuerzo de los costaleros, los únicos que, en cincuenta días, cambian el costal por sus hombros, para llevar a una "Blanca Paloma Marismeña, Madre del Señor", dijo que "todas las grandes fiestas que vive la localidad tienen presentes los principios cristianos".

En una segunda parte, de mayor contenido social, vinculó la advocación de las imágenes titulares de las cofradías almonteñas con la violencia, la injusticia y la situación de los mayores. Destacó la importancia de la fe para sobrellevar cada circunstancia.

Tras vincular el relato de la Pasión a la muerte de personas inocentes, el pregonero recreó la Pasión de Jesucristo siguiendo fielmente a los cuatro evangelistas en verso, y trasladando las escenas a tiempo presente, construyendo así un texto casi cinematográfico para que llegase nítido a los oídos de los espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios