El nuevo PGOU reducirá la construcción de viviendas a 1.500

  • El Plan General de Ordenación Urbana corregirá las normas subsidiarias aprobadas en el 2000 por el PP que contemplan crear 6.000 pisos

Comentarios 3

El Ayuntamiento de Aljaraque ha contratado ya al nuevo equipo redactor del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para que elabore unas nuevas normas de planeamiento que sustituyan a las que había aprobado inicialmente el anterior gobierno municipal del PP, que establecía la construcción de 6.000 viviendas nuevas en el municipio.

Así, lo anunció ayer el concejal de Urbanismo, Rafael Sánchez Rufo, que indicó que Fernando y Pablo Herrera serán los arquitectos encargados de redactar el nuevo PGOU, tras licitarse el proyecto de redacción. Sánchez Rufo explicó que los criterios que regirán el plan de urbanismo respetan el Plan de Ordenación Territorial de Andalucía (POTA), sin olvidar las necesidades de viviendas de la población, pero dejando al margen cualquier tipo de especulación urbanística.

El nuevo plan, según Sánchez Rufo, contempla la dotación de zonas verdes y espacios libres y modelos residenciales de mayor densidad que "corrijan los efectos negativos" que las normas subsidiarias del 2000 han tenido sobre el territorio, que se encuentra en la actualidad a un cincuenta por ciento de su ejecución.

El concejal de urbanismo apuntó que el equipo de gobierno está inmerso en un proceso de negociación y diálogo con las promotoras inmobiliarias para reducir la carga de viviendas de renta libre, por ejecutar y sin demanda en la actualidad, y aumentar las VPO en función de la demanda de los vecinos y aprovechando la urbanización ya realizada de los terrenos.

"El equipo redactor va a trabajar en dos líneas muy claras: la elaboración del PGOU en un plazo de dos años y la modificación de la ordenación vigente para intentar paliar el crecimiento desmesurado de las viviendas de renta libre y la escasez de protección oficial. No en vano en los últimos doce años sólo se han construido 17 VPO en Aljaraque", puntualizó Sánchez Rufo.

Según el concejal, los límites de crecimiento de población del POTA sitúan al municipio aljaraqueño en unos parámetros menores de los que se establecía en el avance del plan general, por lo que no será preciso construir las 6.000 viviendas establecidas sino que su número podría quedar reducido a unas 1.500, ya que el ritmo de crecimiento población se ha reducido en los últimos dos años, lo que se ha traducido en una menor demanda de viviendas.

Junto a la redacción del nuevo PGOU se realizará "un estudio serio" de las necesidades de viviendas en Aljaraque y se creará una oficina de participación ciudadana para que "el documento sea el reflejo más fiel de las aportaciones de los vecinos y vecinas del municipio".

El edil recordó que el Ayuntamiento ya se ha comprometido con la Consejería de Obras Públicas a la construcción de 578 VPO en un plazo de cuatro años, que se basará en la negociación con los promotores dado el escaso patrimonio del suelo que le queda al municipio.

Así, indicó que otro objetivo del equipo de gobierno es que el municipio, con una población actual de 18.000 habitantes, no supere con este PGOU los 30.000 vecinos en sus 38 kilómetros cuadrados de superficie. El avance establecía grandes áreas de terrenos con una densidad muy baja, con algunos sectores urbanizables con una densidad de ocho viviendas por hectárea.

El pacto de gobierno sellado por PSOE e IU tras las pasadas elecciones municipales contemplaba ya la elaboración de un nuevo Plan General de Ordenación Urbana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios