La lluvia entristece el Miércoles Santo

  • En la comarca del Condado las hermandades pudieron salir en procesión sin problemas, sin embargo el agua caída en la Costa durante la tarde impidió finalmente la salida de las procesiones

El día de lluvia deslució ayer las salidas procesionales de las hermandades de la mayor parte de los pueblos de la Costa, que aplazaron la decisión de salir de las parroquias hasta entrada la noche. Mientras que en el Condado en Bollullos y Almonte salían las procesiones con normalidad mientras que Moguer decía lo contrario ante la amenaza de un tremendo aguacero.

Bajo un cielo nublado y amenazando lluvia a las 20.00 horas estaba la Cruz de guía de la Hermandad de penitencia Nuestro Padre Jesús Cautivo de Almonte en el dintel de la puerta de la capilla del Cristo cuya plazoleta estaba cubierta de público ansioso de presenciar el desfile penitencial que este año se completaba el paso de misterio con las figuras de Poncio Pilato y Claudia Procula, realizados por Francisco Coronado de Morón de la Frontera.

En primer término aparece la imagen de Jesús Cautivo obra de Elías Rodríguez Picón de Rociana custodiado por un soldado romano y un sacerdote israelí y detrás, sobre suntuoso sillón, aparece Poncio Pilato sentado y su esposa que trata de interceder por Jesús. Todas las figuras son de vestir y componen un conjunto armonioso. El paso aún sin terminar su tallado y dorado es obra de los talleres Pineda de Sevilla.

Nuestra Señora del Rosario obra de González Ventura en 1981 salía antiguamente con la Borriquita, hoy día con otro atuendo es titular de esta hermandad.

El paso de palio estrenado en 2003 es de hierro y madera. Son característicos de este paso los rosarios que cuelgan de sus varales y que al andar producen un sonido o tintineo muy especial. La candelería es obra del sevillano Emilio Méndez, muy barroca y detrás del llamador lleva una imagen de alpaca de plata de la Virgen del Rocío. El paso va adornado con flores blancas.

Aunque cuenta con cerca de 800 hermanos en el cortejo figuran unos 100, que visten túnicas azules con antifaz y capa blancos.

Los 30 hermanos costaleros que calzan, al igual que el paso del Cautivo, realizan una importantísima labor sincronizando sus pasos al compás de la música. El Cristo va acompañado de la Banda Musical Centuria Romana de Marchena y la Virgen con la Banda de Música Beas Armonía. (P. Ojeda)

También en Bollullos salió la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna y Nuestra Señora de la Misericordia desde su actual ubicación en el antiguo barrio del Lino.

El paso de misterio de esta Hermandad está compuesto por Jesús Atado a la Columna con dos sayones que le golpean, un centurión Romano que le contempla y un buen conjunto. La Virgen de la Misericordia es una excelente muestra de imaginería y un buen cuerpo de nazarenos y otros complementos. (A. M. Lagares)

La Hermandad de la Vera-Cruz de Moguer no salió de la iglesia parroquial. Sus dos pasos Nuestro Padre Jesús de la Victoria, que representa a Jesús portando la Cruz, y la Virgen de la Paz y San Juan Evangelista bajo palio se quedaron bajo techo. Esta cofradía moguereña tenía preparadas importantes novedades en los dos pasos procesionales, además de la restauración de la imagen del Cristo de la Victoria que sufría graves deterioros hace varios meses a causa de un accidente en su altar en la iglesia parroquial.

El más destacado era el propio Paso del Cristo de la Victoria y candelabros arbóreos realizados por el tallista cordobés José Carlos Rubio Valverde según diseño de Pedro Palenciano, mientras que el paso de palio iba a estrenar una imagen de la Virgen del Rocío en el techo, tallada por el escultor Manuel Luque Bonillo. (C. Burgos)

Las hermandades del Cristo de la Salud y Nuestra Señora de los Dolores de Lepe y la del Santísimo Cristo Atado a la Columna, Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas y Nuestra Señora de los Angeles de Isla Cristina mantenían la intención de salir a la calle ante la amenaza de importantes aguaceros, dejando hasta bien entrada la noche la posibilidad de iniciar la marcha. La hermandad de Lepe se concentraba en la parroquia de Santo Domingo de Guzmán, mientras que la isleña lo hacía en la ermita de los Angeles. (Quinaldo/Suárez)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios