La lírica y la literatura ensalzan el vino en la Fiesta de la Vendimia

  • Luis de Baras ejerce de Capataz de Honor en sustitución del periodista Luis del Val

  • La Plaza de España albergó anoche un espectáculo en el que se contó con baile y cante

Con su más excelsa pluma, La Palma del Condado engendró literatura escénica y oral a la hora de ensalzar y recrear todo el acervo cultural del vino, al que cada año homenajea su Fiesta de la Vendimia. Lírica en estado puro alumbrada sobre el papiro de un escenario que en la noche de ayer que rindió pleitesías a nuestro más ilustre caballero de las letras españolas: un Miguel de Cervantes Saavedra cuya memoria y personajes protagonizaron la LVII edición de esta Fiesta de Interés Turístico, que cada año dan al mundo nuevas razones para presumir de este distintivo.

Frente a la Plaza de España, el Ayuntamiento orquestó un año más, un magnánimo espectáculo multidisciplinar donde el baile, la literatura, el cante y la idiosincrasia local maridaron la recreación del nuevo mosto por el que brindó el alcalde Manuel García Félix, junto al Capataz de Honor, Luis de Baras Japón, y la recién coronada Reina de la Vendimia, la joven Sara Domínguez.

El acto arrancó con el Himno de Andalucía y la entrada del cortejo con la música en directo del artista musical Junior, que interpretó el romancero gitano Verde que te quiero verde, firmado por otro ilustre de las letras como el poeta granadino Federico García Lorca.

Tras sus palabras el alcalde destacó que hace años el municipio optó por celebrar "la transubstanciación de la uva en vino utilizando lo mejor de nosotros mismos, el renombre de nuestras bodegas, las virtudes de sus caldos, el arte de nuestros literatos, músicos, compositores o escenógrafos para representarlo en esta Plaza de España". El edil citó en varias ocasiones, a Cervantes para instar a sus gentes a ver las potencialidades cualitativas del tesoro enológico que poseen pero "para crecer hay que creer, tenemos que ser conscientes de la responsabilidad que tenemos como pueblo y de la herencia que hemos recibido".

A renglón seguido tuvo lugar el acto de coronación de Sara Domínguez como Reina de la Fiesta, cuya figura encarna la belleza de la mujer palmerina. La música volvería a tomar la noche nuevamente de la mano de Junior, que obsequió al público con un rap; un estilo musical que rara vez ha encontrado hueco en las tablas de este escenario, pero que sirvió para hilvanar ritmos y letras pegadizas que llegaron a los más jóvenes con rimas de quijotesco mensaje.

Los sones andaluces recorrerían el templete sólo una actuación más tarde. Rocío Soto (hija de José Manuel) brindaría unas hondas sevillanas acompañada a la guitarra por Fran Íñigo y Marta Mateos, que dio una lección de baile sobre las tablas.

Luego llegó la lectura del acta de nombramiento del Capataz de Honor. Debido a problemas de salud de Luis del Val, Luis Baras Japón tomó su relevo. El reputado periodista ya dijo que esperaba hacerse "acreedor de la confianza" que han depositado para este cargo de honor en el que le han precedido Carlos Herrera, José Antonio Maldonado, Lola Flores, Antonio García Barbeito o Vicente del Bosque, entre otras personalidades del mundo de la literatura, la política, el periodismo o el deporte.

Sus diestras palabras demostraron que su elección fue todo un acierto al dibujar el lienzo costumbrista de esa vid que encierra todo el aroma a una tierra orgullosa de sus raíces agrícolas.

Cercada las diez de la noche, se escenificaba el alumbramiento del nuevo mosto. Los vendimiadores llevaban la vid mientras las puertas de imponente templo parroquial, que sirve de telón de fondo al acto de exaltación, abrió sus puertas para la llegada de Nuestra Señora de Guía, Patrona de los labradores y de los campos de La Palma. El vicario parroquial, Karol-Adam Zuraw bendijo el fruto que fue depositado para su molturación.

Tras este ritual ancestral la comitiva brindó con el fruto de este vino, santo y seña de una comarca a la que dio lustre sus caldos y que tiene inoculada esta cultura vitivinícola que envuelve sus fiestas y marca el calendario festivo. Una fiesta que, un año más, vuelve a lograr el aplauso del público y visitantes que se deleitaron del acontecimiento más estelar de la Feria de La Palma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios