El sector hotelero ve "interesante" la ampliación, pero si va "acompañada de más servicios"

Dos bañistas, junto a un hotel. Dos bañistas, junto a un hotel.

Dos bañistas, junto a un hotel.

Los hoteleros ven con buenos ojos la decisión del Ayuntamiento de Almonte de dar vía libre a la implantación de nuevos establecimientos hoteleros que impulsen el sector en la zona. Desde el Círculo Empresarial de Turismo defienden que "todo aquello que favorezca la actividad" es bienvenido, aunque siempre bajo dos premisas: que se mantengan las infraestructuras de la playa y que de la mano de la ampliación de la oferta se aporten también más servicios de forma que la demanda pueda ir creciendo de forma paralela.

La oferta actual de alojamiento turístico en Matalascañas cuenta con algo menos de 2.000 plazas que se distribuyen en cuatro grandes hoteles, una decena de establecimientos de menor capacidad y apartamentos residenciales.

El municipio trabaja desde unos años de forma constante para relanzar el destino, uno de los primeros que se configuró en la provincia y que sirvió de atractivo para fidelizar los miles de turistas que llegan cada verano a nuestra costa.

En ese trabajo por potenciar el destino, se planteó el cambio de marca que funciona desde hace un año: "Doñana destino", que supone la apuesta por el enclave natural como identificativo del destino turístico almonteño. Almonte es Doñana, El Rocío es Doñana, Matalascañas es Doñana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios