Romería de el rocío 2008

Las 106 hermandades filiales ultiman la Romería del Rocío

  • Durante la asamblea general celebrada ayer en Almonte se acordó colaborar con 140.000 euros en un orfanato que se encuentra situado en la República Democrática del Congo

Comentarios 3

Con emoción por la proximidad de la romería rociera, la sede de la Hermandad Matriz de Almonte acogió ayer la 52º edición de la asamblea general de presidentes y hermanos mayores, a la que asistieron las 106 hermandades filiales. Bajo la presidencia de la Hermandad Matriz, la asamblea tiene por objeto la preparación de la romería 2008. La reunión se estructuró en dos partes, una primera dedicada a la preparación espiritual para la romería, que se inició con la celebración de la Santa Misa, tras la cual se informó a los asistentes de los diversos proyectos e iniciativas que afronta la Hermandad Matriz, y en la segunda parte se trataron los preparativos y la organización material de la romería, con la intervención de los representantes de las administraciones que integran el operativo Plan Romero.

Con respecto a este plan, en la asamblea se aseguró que este dispositivo de seguridad no presenta grandes novedades sino que, a grandes rasgos, es exactamente igual que el de años anteriores por tratarse de un plan totalmente estructurado y efectivo. No obstante, en pocos días la subdelegación de la Junta de Andalucía dará a conocer las pequeñas novedades incluidas este año en el plan.

Entre los asuntos tratados durante la reunión , destacó la puesta en marcha de un proyecto social conjunto de todas las hermandades del Rocío con el tercer mundo. En concreto, el proyecto elegido para este año consiste en la colaboración con un centro de acogida para niños abandonados y huérfanos, que se encuentra ubicado en la República Democrática del Congo, concretamente en la provincia de Kasai Oriental, que pertenece a la diócesis de Mbujimayi. Este orfanato, que lleva el nombre de 'Virgen del Rocío, Madre de Misericordia', funciona en la actualidad en condiciones de absoluta precariedad, bajo la dirección de una congregación religiosa. Con este proyecto, que tiene una duración de seis meses y un coste de 140.000 euros, se pretende dotarlo de unas infraestructuras mínimas, que permitan ofrecer una mayor seguridad y protección a los niños que acoge, para mejorar sus condiciones de vida. A tal fin, se ha abierto una cuenta en el Banco Popular donde pueden ingresarse los donativos.

En la asamblea estuvo presente el obispo de Huelva, José Vilaplana, y los representantes de las distintas administraciones, el delegado del Gobierno de la Junta en Huelva, Justo Mañas; el subdelegado del Gobierno central, Manuel Bago; la teniente alcalde del Ayuntamiento de Almonte y concejala delegada del Plan Romero, Rocío Rodríguez, y, en representación de la Diputación estuvo presente Manuel Alfonso Jiménez. Todos ellos coincidieron en la importancia de la colaboración de las hermandades para el buen desarrollo de la romería. Además, Mañas anunció que "trabajaremos en la construcción de caminos estables y más seguros para los peregrinos.

Por su parte, desde la Matriz se confía en que "la mayor parte de los trabajos de acondicionamiento de los caminos y de las zonas de parada estén terminados antes de la romería", según precisó Juan Ignacio Reales, vicepresidente primero de la entidad almonteña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios