Los forenses afirman que el asesino de Miguel Ángel dejó en su espalda un “signo de victoria, un finiquito”

  • La Guardia Civil no halló ADN de Medina en la escena del crimen, algo que sí hizo después el Instituto Nacional de Toxicología

Los tres médicos forenses que participaron en el levantamiento de los cadáveres y en la autopsia de Miguel Ángel Domínguez y su hija María han evidenciado esta mañana en la vista oral que se sigue por sus asesinatos el 27 de abril de 2013 en Almonte que el asesino fue una única persona, diestra, que utilizó un cuchillo de grandes dimensiones para acabar con sus vidas en un crimen de claro “carácter pasional”. Los peritos han concluido que la niña fue una víctima “circunstancial” del ataque a su padre, en cuya espalda el atacante dejó una “llamativa” herida en forma de aspa cuando ya se estaba desangrando en el suelo que los expertos del Instituto de Medicina Legal de Huelva (IML) han considerado como un “signo de victoria, un finiquito”.

Los doctores han indicado al jurado popular que, tras analizar con detenimiento el informe que elaboraron en su momento, han recontado más lesiones en los cuerpos sin vida de las víctimas: María presentaba 105, una más; y Miguel Ángel 49, dos más de las que inicialmente inventariaron.

Por otro lado, han declarado en el plenario que se sigue en la Audiencia de Huelva los guardias civiles del Departamento de Biología del Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil que analizaron todas las muestras que se remitieron del domicilio almonteño, quienes remarcaron que "en ninguna de ellas recogimos la muestra indubitada del detenido”, es decir, que no encontraron rastro genético alguno de Medina ni en las toallas ni en el resto de objetos que analizaron en el laboratorio, como sí hicieron posteriormente los peritos del Instituto Nacional de Toxicología. Los agentes, además, han explicado que la cadena de custodia de todos los isopos y tejidos remitidos a su departamento se ha preservado correctamente: “Si hubiera habido algún problema, lo hubiéramos reflejado en nuestros informes”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios