Lepe

Más de 20.000 eurospor el Pendón de la Bella

  • Serrano y Toscano tendrán la réplica de la imagen durante un año

Comentarios 4

El pueblo de Lepe volvió mostrar su cariño y devoción por su Patrona, la Virgen de la Bella. La romería tuvo ayer su momento culminante al mediodía con la misa de romeros, que se desarrolló a las puertas del templo de la ermita. El núcleo central de la celebración festiva fue la liturgia de la eucaristía celebrada por el párroco de Lepe, Feliciano Fernández, quien tuvo palabras para la Bella como madre de Jesucristo, de la que destacó el papel que tuvo como apoyo del redentor.

Los fieles pudieron seguir la ceremonia en un amplio patio de más de 1.000 butacas, que facilitó la asistencia de los romeros. La misa de romeros contó con la presencia del grupo 'Aires Romeros', que con su cante puso la nota flamenca a la celebración, una misa de romeros realizada en la explanada delantera de la ermita con la Patrona en el interior de la iglesia y el altar instalado en el porche de la ermita.

El camino de la Bella, que culminó a las once de la noche del sábado, congregó a miles de personas que acompañaron a la Bella primero por las calles de Lepe y luego por la carretera que une Lepe con el recinto romero que lleva su nombre. La Hermandad ha mostrado su satisfacción por la masiva respuesta de los vecinos de Lepe y todos los fieles que acompañaron a la Patrona. Con la Bella a las puertas de su ermita, en la noche del sábado, se dio paso a la subasta del Pendón de la Bella, un estandarte de plata que simboliza y representa a la Patrona de Lepe. Es tradición desde las primeras romerías el proceder a adjudicar esta representación de la Patrona entre las personas que estén dispuestas a aportar la suma mayor de dinero. En la subasta, que es pública y abierta y estuvo coordinada por Patrocinio Gómez, la enseña fue adjudicada al matrimonio formado por Juan José Toscano y Bella Serrano. Pese a los reiterados intentos del subastador, la crisis se dejó notar en una puja que ofreció la cifra de 20.400 euros frente a los 30.000 del año anterior.

Los rematantes del pendón, que recibieron los parabienes de amigos y conocidos, manifestaron que todo había salido de forma espontánea y sin haberlo planificado. A partir de ahora la familia lepera custodiará el pendón en su casa y participará activamente en todos los actos de la Hermandad de la Bella.

La jornada de romería fue masiva en cuanto a la afluencia de personas, no solo de leperos, sino de vecinos de otras localidades que con su presencia han llenado las casas, casetas y chiringuitos del recinto romero de la Bella. El cante, el baile y la comida y bebidas típicas no faltaron hasta bien entrada la noche. Estaba previsto que de madrugada se desarrollase el Rosario de Antorchas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios