Un estudio alerta de la peligrosidad de una pelota de golf

  • Puede alcanzar los 300 kilómetros por hora y causar más daños que una bala

Un estudio realizado por el forense español Carlos Guerrero ha arrojado el dato de que el impacto de una pelota de golf puede producir en una persona daños superiores al de un disparo de pistola, al alcanzar la bola velocidades cercanas a los 300 kilómetros por hora.

Guerrero realizó el estudio como parte de las pruebas periciales presentadas en un juicio por un grupo de vecinos de Islantilla, que demandaron al hotel Islantilla Golf Resort por el daño que el impacto de las bolas causaba en sus viviendas, por lo que el club fue condenado en enero pasado a levantar una valla para proteger a las casas.

Según señaló, el estudio que presentó ante el juez fue determinante a la hora de señalar que "una bola de golf puede incluso provocar la muerte si su proyección tiene un efecto contusivo de una violencia tal que dañe determinadas zonas del cuerpo", lo que se agudiza si se trata de un niño o una persona mayor.

El trabajo relaciona la intensidad de la bola a la hora de salir del set de prácticas, donde alcanza una mayor velocidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios