La escasez de aparcamientos, punto negro de la temporada estival

  • Todo el material mobiliario ha sido repuesto y sólo se resiente del temporal la zona de la Peña · El servicio de vigilancia se ha incrementado para garantizar el baño

Comentarios 3

29

La falta de aparcamientos sigue siendo uno de los principales problemas de la playa de Matalascañas durante la temporada de verano, el enclave del municipio de Almonte que llega a alcanzar por estas fechas una población que supera los 150.000 habitantes.

El Ayuntamiento de Almonte inauguraba recientemente de forma oficial la temporada estival, izando por décimo quinto año consecutivo la bandera azul, acto en la que los concejales de Turismo, Domingo Núñez, el de Patrimonio, Francisco de Paula y la de Playa, Melanie Romero, mostraron los recursos humanos y técnicos con los que cuenta el dispositivo de playa 2008. La ADEAC concede este galardón a aquellas playas que garantizan los niveles de calidad de las aguas, socorrismo y vigilancia, actividades medioambientales o la seguridad.

Matalascañas apenas se resiente del temporal que meses atrás causó numerosos destrozos en la zona de baño. El Ayuntamiento de Almonte ha tenido que redoblar esfuerzos y dinero para que el equipamiento y las infraestructuras turísticas estén a punto. Sólo la zona de la Peña se resiente por la pérdida de arena que ha sufrido. Por lo demás el mobiliario playero ha sido repuesto.

Además, los 5.600 metros de playa han sido balizados y se han establecido siete canales náuticos para uso deportivo y de ocio que garantizan la seguridad del bañista y hacen compatible el uso de la playa para el deporte y el recreo. Por otra parte, otros dos canales náuticos permitirán el paso de las embarcaciones de salvamento acuático. Los servicios de limpieza funcionarán a diario.

Una de las novedades de este año el Ayuntamiento ha emitido un bando en el que prohibe expresamente la acampada en el litoral y expresa las normas básicas a seguir para el perfecto desarrollo de la temporada veraniega.

A lo largo de la playa hay dispuestos seis puestos de socorro y se han sumado al material de vigilancia y control dos zodiac con todo el equipamiento necesario y material especializado, además de dos desfibriladores para los puestos de socorro para cuyo uso los socorristas han recibido formación especializada.

Este año, el Consistorio ha apostado por la accesibilidad y dispone de material y personal para hacer posible la llegada a la playa de todas las personas mediante cinco coches oruga y dos sillas anfibias para bajar desde el puesto del Pato y Caño Guerrero pero que pueden acudir a cualquier parte de la zona de baño. La playa cuenta también con seis módulos de aseos en el paseo marítimo y dos en la zona del Parque Dunar. En cuanto a los recursos humanos, éstos se han aumentado en casi un 90%, habiendo pasado desde 20 hasta 29 socorristas; de dos a tres patrones de embarcaciones y ocho vigilantes de playa nuevos, así como tres responsables del operativo. Así, este año 42 personas trabajarán en este servicio frente a las 22 de la temporada anterior. Además, los socorristas aumentan la jornada laboral desde las 19.00 horas hasta las 21.00 horas.

Por otra parte, un total de 70 trabajadores municipales se ocuparán de que la playa luzca limpia durante este verano. Las labores de limpieza se refieren a la recogida de enseres, barrido manual, baldeo mecánico, recogida de residuos sólidos urbano, recogida selectiva en la urbanización y limpieza de bajamar.

Respecto a la seguridad, el enclave costero experimentará un aumento de policías locales y se sumarán 120 agentes a los 55 que están normalmente, debido a los convenios de colaboración que se firman con agentes de otras localidades antes del Rocío para todo el verano.

Otra de las novedades es que Matalascañas contará con una nueva zona de ocio nocturno, alternativa a los bares del municipio, conocida como 'Proyecto Siroco', que estará ubicada en las cercanías al Parque Dunar, que tendrá tres carpas con músicas distintas, seguridad y detectores de metales y un aforo de 1.000 hasta 1.500 personas.

Como reclamo turístico para Matalascañas, el Ayuntamiento ha instalado una nueva pista de hielo sintético en el paseo de Caño Guerrero y ha programado una serie de actividades a pie de playa para los meses de julio y agosto, entre las que destaca el cine en la arena, que se irá trasladando durante los más de cinco kilómetros de playa para llegar a la mayor cantidad de ciudadanos posible.

Matalascañas lleva quince años consecutivos obteniendo la bandera azul que garantiza que los niveles de calidad de aguas, socorrismo, vigilancia, limpieza y seguridad son impecables. El enclave acogerá este año el XX Aniversario de Banderas Azules en España que se celebrará el próximo otoño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios