La seca del encinar afecta ya a un millón y medio de árboles en Huelva

  • El Foro Encinal desvela que 216.000 hectáreas de quercus de las 246.000 existentes sufren la plaga · La Comisión de Medio Ambiente visita la dehesa

Comentarios 1

La visita de la Comisión de Medio Ambiente y Agricultura del Congreso de los Diputados a las zonas de dehesa de Sierra Morena, especialmente de Huelva y Sevilla, ha desvelado la magnitud de un problema imparable. Y es que según los datos aportados por el Foro para la Defensa y Conservación de la Dehesa al grupo político de trabajo que encabeza la extremeña María Antonia Trujillo, la seca del encinar afecta ya en la provincia de Huelva a 1.500.000 ejemplares. En total hay 216.000 hectáreas afectadas de las 240.000 de encinares y alcornocales existentes en la provincia onubense. En otras provincias andaluzas, como Sevilla, Córdoba o Cádiz, aunque la afección es aún menor, la seca avanza a ojos vista y cada año se ven más árboles afectados. De un modo similar la enfermedad se extiende por Extremadura, Castilla-León, Castilla-La Mancha y Madrid además de las regiones portuguesas del Algarve y Alentejo, ambas fronterizas con Huelva.

María Antonia Trujillo y una amplia representación de los diputados miembro de la Comisión de Medio Ambiente y Agricultura del Congreso de los Diputados ha conocido las luces y las sombras de un ecosistema, el de la dehesa peninsular, cuyo futuro depende de la celeridad con la que se diseñen y aprueben normativas exclusivas que la protejan y defiendan.

Conocer de primera mano la realidad de las zonas de dehesa peninsulares, de los municipios y comarcas ubicados dentro de estos ecosistemas, su forma de vida, cultura, tradiciones y aprovechamientos económicos y ver en primera persona cómo la seca del encinar está destruyendo cientos de miles de encinas y alcornoques a lo largo de hectáreas y hectáreas de territorio, ha sido el objetivo principal de la visita que ayer protagonizó una nutrida representación de la Comisión de Medio Ambiente y Agricultura del Congreso de los Diputados.

Dicha representación estuvo compuesta por la presidenta de la Comisión, María Antonia Trujillo, quien desde el principio de los contactos con el Foro Encinal ha demostrado gran interés y preocupación por la constante pérdida de pies de estas especies tan características de nuestro paisaje, así como la creciente falta de rentabilidad de las explotaciones agropecuarias que se enmarcan en perfecta simbiosis dentro de estos ecosistemas.

Trujillo estuvo acompañada por el portavoz de Agricultura, Alejandro Alonso, la vocal Margarita Pérez Herráiz y los portavoces Ceferino Díaz y Marta Estrada (PSOE); el vicepresidente primero José Madero y Aurelio Sánchez Ramos (PP); la portavoz de CIU Conxita Tarruella y el letrado de la Comisión José Manuel Salas.

Guiados por los miembros del Foro Encinal, con su presidente, José Luis García-Palacios, a la cabeza, y por el secretario general de Asaja-Sevilla, Miguel Afán de Ribera, los diputados vivieron una intensa jornada durante la cual han viajado por este entorno natural que une las provincias de Huelva y Sevilla, deteniéndose en una finca del término municipal de El Pedroso. Allí, el propietario, Alfonso Vargas, y los miembros del Foro les han explicado en qué consisten los aprovechamientos, fundamentalmente forestales y ganaderos, de estos entornos agrosilvopastoriles, en los que cobra especial relevancia la cría del cerdo ibérico de bellota, que depende absolutamente del fruto de encinas y alcornoques para que su cría y alimentación en extensivo den como resultado los tan apreciados y admirados productos ibéricos.

La presidenta de la Comisión de Medio Ambiente y Agricultura del Congreso de los Diputados, María Antonia Trujillo y el resto de miembros de la delegación se han comprometido en la defensa de la dehesa en el Parlamento español y han afirmado que llevarán los problemas de este ecosistema, fundamental para la Península Ibérica a la Comisión Europea, "porque en Bruselas deben tomar también conciencia de la importancia capital que tiene la conservación de este ecosistema moldeado por la mano del Hombre!, como afirmó María Antonia Trujillo.

También han tenido oportunidad de conocer cómo la vida de estos municipios está totalmente marcada por el ecosistema que los rodea. Aspectos como la cultura, las tradiciones, la gastronomía, o el turismo, por citar algunos, dependen de la existencia de este ecosistema gravemente amenazado.

El impacto medioambiental que ciertas afecciones como la seca del encinar están teniendo sobre los ejemplares de quercus de la península es devastador.

El Foro Encinal está luchando desde su creación en mayo de 2006 para alcanzar por fin la aprobación de la Ley de la Dehesa en Andalucía, pero también para que se diseñen y aprueben normativas a todos los niveles (autonómico, estatal y europeo), que se fijen de forma exclusiva en los ecosistemas de dehesa como entorno único y exclusivo de la Península Ibérica, y por tanto, que precisan de una protección y defensa ajustada a sus peculiaridades y necesidades medioambientales y socioeconómicas.

La seca del encinar dio la cara en la provincia de Huelva y en otras zonas de Andalucía hace más de veinte años y desde entonces los propietarios de fincas y productores de productos del cerdo ibérico así como los ganaderos han reclamado ayudas e investigaciones que pongan remedio a la muerte de los árboles. Ha sido relacionada con el cambio climático y con plagas de hongos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios