El alcalde ve difícil su vuelta a la Fundación Juan Ramón porque está "politizada"

  • Juan José Volante dice que la Junta de Andalucía y la Diputación dan "un trato vejatorio" al Ayuntamiento

El alcalde de Moguer, Juan José Volante (PP), ve "difícil", "muy complicado" e "imposible" la vuelta del Ayuntamiento moguereño a la Fundación Zenobia-Juan Ramón Jiménez después de la "politización" y del "trato vejatorio" dado, a su juicio, por la Junta y por la Diputación de Huelva al Consistorio y al municipio.

Volante indicó que la vuelta del Consistorio al patronato de la Fundación "es difícil, muy complicada y casi imposible" después de la "politización y la falta de tacto" por parte del Gobierno andaluz y la Diputación onubense. "Tendría que dar un giro de 180 grados la actitud de las administraciones socialistas hacia la Fundación". Indicó que tras el Pleno del jueves, donde se aprobó la salida del Ayuntamiento del patronato de esta Fundación debido a "motivos presentes, pasados y futuros", el Ayuntamiento "no tiene nada más que reconsiderar".

Recordó que en la intervención en el Pleno municipal, el equipo de Gobierno puso sobre la mesa datos nuevos sobre el tratamiento hacia la Fundación, como, por ejemplo, la presentación en Huelva del proyecto museográfico "que no se presentó en Moguer y contó con el apoyo del Ministerio de Cultura, pero en el que se pasó por encima y se dejó a un lado al Ayuntamiento y la Fundación"

"No hay nada que reconsiderar, pues han sido más de dos años de despropósitos, de trato vejatorio y de olvido a Moguer", agregó Volante, quien criticó la actitud del secretario de Organización del PSOE de Huelva, Mario Jiménez, "que lleva tiempo desconectado de su pueblo" y recordó que "lo más triste de todo este asunto es que Juan Ramón nunca tuvo un posicionamiento político y Moguer y su gente fue siempre lo que él más amó, pero ahora el PSOE prefiere anteponer sus intereses a los de los ciudadanos".

Criticó además que la Diputación "se tomara la libertad de anunciar la fecha, hora y protocolo de inauguración de la Casa-Museo "antes de que hubiera una decisión del plenario del patronato de la Fundación, saltándose las decisiones del patronato a la torera", lo cual constituye una "falta de respeto hacia la institución". Lamentó la "politización llevada a un grado extremo" de esta inauguración por parte del PSOE.

"Todo este cúmulo de circunstancias han hecho que este equipo de Gobierno tome una decisión muy trabajada, pues no está dispuesto a consentir este trato vejatorio y humillación", señaló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios