sucesos

Cinco detenidos por tráfico de mano de obra para la campaña de la fresa

  • Cuatro de estos hombres suplantaban la identidad de terceros con documentación falsa

Un agente de la Policía Nacional coteja en el ordenador parecidos físicos. Un agente de la Policía Nacional coteja en el ordenador parecidos físicos.

Un agente de la Policía Nacional coteja en el ordenador parecidos físicos. / h. información

La Policía Nacional ha detenido a cinco hombres por tráfico de mano de obra y falsedad documental en el marco de la operación Fresón, una investigación que continúa abierta y que utiliza el método de parecidos físicos para facilitar el tráfico de personas entre países.

Según informó la Policía Nacional, la operación ha permitido detener en Granada a cinco extranjeros, uno de ellos por un presunto delito contra los derechos de los trabajadores tras reclutar al resto, que residen de manera irregular en España, para constituir una cuadrilla para tareas agrícolas en la campaña de la fresa.

Los hechos comenzaron con la identificación de un grupo de cinco varones que fueron localizados en la estación de tren de Granada cuando viajaban desde Almería hasta Huelva.

Entre ellos, los agentes comprobaron que las características de uno de los hombres no se correspondían con los datos de su documentación personal, aunque había un parecido físico entre los documentos y sus portadores.

El cotejo de huellas dactilares permitió antes las sospechas determinar que cuatro de los hombres del grupo estaban suplantando la identidad de terceros, por lo que fueron detenidos por un presunto delito de falsedad documental. Este método de suplantación es muy empleado por determinadas organizaciones delictivas para facilitar el trafico de personas entre estados.

Dentro de las actuaciones contra la trata de seres humanos con fines de explotación laboral, los agentes detectaron un papel de liderazgo en uno de los varones que dirigía al resto del grupo y sobre los que ejercía cierto poder, lo que permitió concluir que los había seleccionado para explotarlos en al recogida de la fresa.

La Policía ha destacado la situación de vulnerabilidad de estas personas al estar en situación irregular en España y desconocer el castellano, motivo por el que aceptan trabajar bajo la identidad de terceros y recibir solo una pequeña parte del salario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios