La derogación del Plan de Protección del Litoral desbloquea los sectores turísticos

  • El Garranchal y Nueva Cartaya mantienen ahora su calificación urbanística

El hecho de que la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) haya declarado nulo de pleno derecho el Plan de Protección del Corredor Litoral de Andalucía, que dejó bloqueado cualquier proyecto turístico proyectado dentro de una franja costera de 500 metros de anchura, es una buena noticia para Cartaya, que fue una de las localidades de la Costa Occidental de Huelva más afectadas por este plan. Así lo cree el concejal de Urbanismo, Gabriel Maestre, quien recordó que el actual equipo de gobierno llevó a Pleno la reclamación a la Junta de que hiciera frente a "los enormes perjuicios económicos que el Plan Corredor había causado a Cartaya y a los cartayeros, puesto que su activación convirtió en suelo no urbanizable una gran parte del suelo de los sectores turísticos 4, 5 y 6, que se vieron afectados parcialmente".

Concretamente, apuntó que se vio afectado "el terreno que va desde la gasolinera de El Rompido a Cartaya, y quedaron bloqueados proyectos turísticos importantes como el previsto en el paraje El Garranchal, en la Ribera de Cartaya, al borde del río Piedras y el proyecto de Nueva Cartaya, que acoge las VPO de los distintos sectores turísticos anteriormente mencionados". Según detalló Maestre, ahora ese suelo mantiene su calificación urbanística y podría ser objeto de desarrollo turístico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios