Provincia

El puerto deportivo Marina Esuri 'robará' espacio a la piscifactoría

  • La zona náutica se ha diseñado a 5 kilómetros de la bocana y tendrá 1.400 atraques · El espacio de cultivo marino quedará reducido de las actuales 50-60 hectáreas a 3 ó 4, aunque mantendrá el empleo

Comentarios 1

Un equipo de ingeniería y derecho portuarios trabaja en la conversión de la concesión piscícola de la empresa Acuinova, en las inmediaciones del puente internacional sobre el Guadiana, que une a Ayamonte con Castro Marim en Portugal, en zona portuaria para la construcción de la Marina Esuri, con capacidad para 1.400 atraques.

Así lo ha explicado el arquitecto Jaime Montaner, quien se encuentra al frente del equipo de profesionales que desde hace dos años viene trabajando en este proyecto que pretende convertir la zona en un lugar de invernada de los tráficos que vengan atravesando el Atlántico o de aquellos que desde Portugal se dirijan al Mediterráneo.

"Nos parece que es un lugar idóneo -subraya-, en aguas interiores, a 5 kilómetros de la bocana del Guadiana, magnífico para convertir una marisma transformada en piscifactoría en una marisma transformada en marina portuaria".

Según precisó en una entrevista, la extensión del puerto proyectado será menor que la marisma ya transformada, al tiempo que anunció que está prevista también la regeneración de la marisma restante hasta el arroyo Pedraza, que habría que recuperar como marisma original.

Para el desarrollo de este proyecto, Montaner confirmó que ya se han presentado los estudios de viabilidad y de demanda así como el económico-financiero, que fue traslado días atrás a la Agencia Pública de Puertos, además de reunirse con el alcalde de Ayamonte, Antonio Rodríguez (PSOE), en varias ocasiones.

Precisamente, el arquitecto anunció que en el próximo mes de septiembre mantendrá un encuentro con el primer edil ayamontino para ultimar detalles acerca de este proyecto, que definió como "muy positivo' y como "complemento turístico de calidad" para la franja más occidental de la costa onubense.

Además de los atraques que contempla, esta marina dispondrá de servicios portuarios en tierra firme como talleres y varadero, entre otros.

Las instalaciones portuarias estarán situadas, en concreto, a los pies del viaducto que une España y Portugal, en aguas interiores y a una distancia de cinco kilómetros de la bocana del Guadiana.

De igual modo, se mantendrá también el uso piscícola de la zona, aunque en vez de una actividad extensiva que ocupa entre 50 y 60 hectáreas se reducirá hasta las 3 ó 4 hectáreas.

Así, se hará un cultivo intensivo pero no extensivo en la zona, para lo que ya se han celebrado las pertinentes reuniones con la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía.

Se pretende, en cualquier caso, mantener un cierto nivel de producción en la piscifactoría para garantizar el empleo y, además, la actividad tradicional, dentro de lo que establece la directiva comunitaria.

El prestigioso arquitecto subrayó que se trata de un proyecto "ilusionante" y reiteró que vendrá a enriquecer la oferta de calidad para el turismo de la comarca. Y es que, según apuntó, los puertos, al igual que los campos de golf, constituyen una "oferta necesaria" para mantener el nivel de calidad de vida y, al mismo tiempo, captar los tráficos más importantes.

En la zona más occidental de la costa onubense también existen puertos deportivos en Isla Canela, en el puerto de El Terrón, en El Rompido y en Isla Cristina, siendo este último el más veterano y uno de los más consolidados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios