mazagón

El denunciado por una estafa en cursos de buceo niega la acusación

  • El instructor interpone demanda de conciliación previa a la presentación de una querella

El abogado Javier Castizo muestra la demanda de conciliación previa a la querella. El abogado Javier Castizo muestra la demanda de conciliación previa a la querella.

El abogado Javier Castizo muestra la demanda de conciliación previa a la querella. / jordi landero

La persona denunciada el pasado 3 de marzo por Adrián Rodríguez Macías, un joven onubense que considera haber sido objeto de una "presunta estafa" por parte del primero en relación a unos cursos de buceo por los que afirmó haber abonado la cantidad de 21.000 euros, asegurando no haber recibido la formación necesaria para poseer las titulaciones que obtuvo, niega las acusaciones y ha interpuesto en un juzgado onubense una demanda de conciliación previa a la interposición de querella por injurias y calumnias.

En declaraciones a Huelva Información, el letrado del denunciado, Javier Castizo, indica en representación de su defendido que, ante el hecho de haber aparecido en varios medios de comunicación y algunas redes sociales, "manifestaciones realizadas tanto por el señor don Adrián Rodríguez Macías como por familiares suyos" en relación a dichos cursos de buceo, que estos "han sido impartidos en Mazagón, en otros lugares de diferentes costas, según el programa trazado para el señor Rodríguez Macías".

Es por ello por lo que, según prosigue el abogado, "en nombre de mi defendido, cuya identidad no vamos a revelar por respeto a su derecho al honor y a su propia imagen", que "se ha interpuesto ante el juzgado competente demanda de conciliación previa a la interposición de querella por injurias y calumnias". Igualmente señala que "ya tenemos en nuestro poder abundante documentación acreditativa de lo que defendemos, así como otros medios probatorios acreditativos que demuestran la inocencia de mi defendido, que los cursos han sido realizados y obedecen a la más estricta realidad".

Javier Castizo también solicita tanto al denunciante, como a sus familiares y a terceros, que "se abstengan de difundir cualquier noticia que suponga una difamación sobre mi defendido, su actividad profesional relativa al buceo y su formación profesional, bajo el expreso apercibimiento del inmediato ejercicio de las acciones legales que correspondan, algunas de las cuales están en tramitación".

En la demanda interpuesta por el denunciado el pasado día 13 de marzo, a la que ha tenido acceso esta redacción y en la que señala tanto a Adrián Rodríguez como a su madre, el denunciado afirma que como director-instructor de un centro de buceo, el joven onubense ha sido su alumno, lo cual "deriva de la firma o concierto de contrato", fruto del cual "ha sido objeto de instrucción en la práctica de buceo" en una veintena de "conceptos" como Open Water Diver, Primeros Auxilios, Administración de Oxígeno y DESA, Flotabilidad Perfecta, o Stress and Rescue, entre otros.

El denunciado también afirma en su demanda que además de esta formación, el denunciante realizó con él "otras actividades relacionadas con el buceo, como son inmersiones fuera de curso", y que "fruto de tales actividades ha obtenido hasta 21 tarjetas de certificación física" con la empresa titularidad del denunciado.

Por otra parte argumenta que tales cursos y actividades relacionadas con el buceo "las ha ejecutado en la costa de Huelva y otros lugares, entre ellos Almuñécar, determinando con ello gastos de alojamientos en hoteles, desplazamiento a distintos lugares costeros y manutención en los periodos instructivos, todos ellos proporcionados por la empresa del denunciado", así como que "ha utilizado en las clases prácticas de buceo material fotográfico" y "equipos de buceo" proporcionados igualmente por la empresa del denunciado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios