Los comerciantes del mercado quieren abrir también por la tarde

  • Durante una reunión entre la Apyme local y los empresarios del centro insistieron en la necesidad de ser más competitivos para hacer frente a las grandes superficies comerciales y supermercados

Muchos son los problemas que preocupan a los comerciantes del mercado situado en la céntrica calle Ancha de Punta Umbría. La competencia con las grandes superficies y otros supermercados encabezan la lista. Saben que contra la política de precios de los grandes es muy difícil competir, pero también tienen en cuenta que no les ayuda mucho abrir sus negocios sólo en horario de mañana para potenciar las compras y captar clientes.

Casi todos los comerciantes de Punta Umbría que resisten el azote de la estacionalidad en el mercado de abastos durante el invierno se personaron en la reunión convocada por Apyme y en el participaron su presidente, José Manuel Vázquez, el vicepresidente, Bienvenido Rosa y el técnico de la asesoría de la asociación, Guillermo Ramos, con los empresarios del mercado.

La falta de un criterio horario común para todos los comerciantes y la apertura del mercado durante la tarde son asignaturas pendientes. Ramos, de la consultora 'doce ideas', argumentó de "la dificultad de competir con otras superficies dedicadas a la alimentación abriendo el mercado sólo por la mañana". El técnico ilustraba su comentario con los ejemplos de grandes mercados españoles como el de Valencia, uno de los más modernos, para incidir en la necesidad de abrir por la tarde. "Los grandes supermercados disponen ya de productos perecederos al igual que en el mercado y con bastante calidad", explicó el técnico.

Y es que la calidad de los productos que se ponen a la venta dentro del mercado sigue siendo la principal arma de los detallistas, además del trato personalizado a sus clientes. Todos coinciden en que "para comprar la carne, el pescado y la fruta la plaza es el mejor lugar". Pero son conscientes de las posibilidades que ofrecen los supermercados donde el cliente puede comprar todos los productos que necesita y con la comodidad de tener su vehículo a pocos metros o incluso dentro del propio comercio. Este es otro de los inconvenientes que plantearon los comerciantes, que ven como el parking situado en el mismo edificio del mercado no es de gran ayuda. Se quejan de los precios tan elevados que tienen que pagar los usuarios por aparcar en él, provocando una subida considerable en sus compras.

Los detallistas reclaman ventajas en el uso del parking para los clientes del mercado y sugerían, "al menos, dos o tres horas gratuitas para ellos". Esta iniciativa ya se intentó poner en práctica hace unos cinco años cuando los concesionarios de los puestos del recién inaugurado mercado, se asociaron sin mucho éxito.

Otro problema de tipo estructural es la falta de espacio en la zona de carga y descarga del mercado. Antonio Lérida, carnicero, explicó cómo los agentes de la Policía Local son en ocasiones "demasiado restrictivos con los vehículos que se dedican a las tareas debido a la falta de espacio".

El transporte de los productos hasta la cámara frigorífica para su conservación, finalizada la jornada de ventas es otra dificultad. La falta de medios para elevar la mercancía hasta la planta superior donde se sitúa la cámara hace que ésta sea, para algunos, una ardua labor diaria.

Pero, además, de los inconvenientes mercantiles y los problemas de acondicionamiento del edificio que alberga el mercado, la principal traba del grupo de comerciantes para potenciar las compras en el mercado es la falta de unidad de los detallistas.

El presidente de Apyme insistió en la necesidad de "unificar criterios" para emprender el reflote comercial que necesita la plaza de abastos y para el que se prestó desinteresadamente la asociación. Vázquez propuso en la reunión "la adhesión del gremio con una célula independiente pero presente en la directiva de Apyme, a través de una vocalía". El presidente explicó que "son muchas las subvenciones que las administraciones prestan para potenciar su actividad y de las que se podrían beneficiar si existiese un criterio común y demandas conjuntas.

En el mercado existe una asociación de comerciantes como tal, pero está paralizada por el fracaso años atrás. En el mercado existen 22 puestos de los que sólo 8 abren en invierno y dos exclusivamente los fines de semana. Los detallistas creen en la necesidad de asociarse para promocionar los productos del mercado con campañas como las de Navidad o verano llevadas a cabo por Apyme y Punta Centro y que tanto "éxito y difusión mediática ha tenido", explicó Vázquez.

La construcción del nuevo mercado de abastos en la avenida de la Marina fue un tema de especial interés. La mayoría de los detallistas coinciden en la intención de estar presentes con sus negocios en ambos mercados, aunque eso es algo que abordarán a medio o largo plazo pues del nuevo mercado no existe aún más que la aprobación del Pleno municipal de Punta Umbría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios