Los comerciantes de la galería protestan por la feria de artesanía

  • Ayer realizaron una concentración de coches alrededor de la plaza Manuel Camacho

Comentarios 1

La Comunidad de Propietarios del Centro Comercial de Islantilla ha denunciado y se ha mostrado en contra de la presencia de los tenderetes que se instalan en la plaza Manuel Camacho coincidiendo con la temporada estival. Los comerciantes critican la pasividad de las autoridades ante lo que consideran un problema por cuanto que repercute negativamente en la actividad que desarrollan a lo largo de todo el año y reclaman que se cumpla la normativa existente sobre esta materia. Ayer protagonizaron una protesta con sus vehículos alrededor de la plaza contra la instalación de una feria de artesanía.

Los comerciantes se quejan que año tras años sufran "mermas importantes a a consecuencia de estos tenderetes, locales comerciales de chapa y cartón, sin servicios mínimos", frente a aquellos que desde hace tiempo mantienen con inversiones importantes no ya sus locales de negocios sino también el mantenimiento de los jardines y de prestaciones que tienen un "coste inmensamente superior".

Añaden que el centro comercial de Islantilla está constituido por sus edificios y por la voluntad de los empresarios y comerciantes que "desde el primer momento se dedicaron a crear negocio, a invertir, y no a especular y a dar el pelotazo en un mes", en alusión de los propietarios de los tenderetes, que "están usurpando un espacio público construido con el dinero público".

La comunidad de propietarios pregunta si los visitantes o el visitante que monta los tenderetes en verano asoma con su actividad el resto del año, si paga sus tributos los doce meses del año, si invierten en locales, si apuestan por la calidad y estilo de los productos, si invierte en instalaciones, en prestaciones, y si se esfuerzan por fidelizar el personal, y también a las autoridades locales si están dispuestas a cumplir con la normativa existente en todos los pueblos y ciudades sobre estas actividades.

Por contra, aseguran que ellos "trabajan desde un principio con la seguridad de que al margen de nuestros lícitos derechos empresariales, también trabajamos con la inquietud de mejorar nuestra apuesta permanentemente, dando respuesta a los turistas, a los residentes, al imprescindible ocio que las sociedades modernas han establecido sobre todo en la temporada estival".

Los comerciantes denuncian una falta de respuesta de las autoridades locales así como "es desprecio y la falta de colaboración" hacia ellos y a pesar de que se han mostrado siempre abiertos al diálogo. Por todo ello, han solicitado sendas reuniones con el presidente de la Mancomunidad de Islantilla, que en la actualidad ostenta el cargo el alcalde de Lepe, Manuel Andrés González, y con la alcaldesa de Isla Cristina, María Luisa Faneca, para buscar una alternativa a esta problemática.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios