El cambio climático hará vulnerable a Doñana, según Greenpeace

  • Para final de siglo se estima que el nivel del mar subirá medio metro en el parque

El informe de Greenpeace sobre el impacto del cambio climático en España alerta de las crecientes amenazas para la supervivencia de Doñana por el impacto del calentamiento global, el desvío de caudales para usos comerciales o el aumento del nivel del mar.

Según este informe, el cambio climático puede ser "un factor determinante" para el futuro "de una parte significativa de los humedales españoles", entre ellos Doñana, "uno de los más importantes de Europa pero que, lamentablemente, también constituye un ejemplo concreto de los más vulnerables al cambio climático".

Esta organización ecologista sostiene que la amenaza sobre las marismas del Guadalquivir "no puede desvincularse" de su degradación general y advierte de que la disminución e irregularidad de las precipitaciones, el aumento de la evaporación y la subida del nivel del mar "se suman al mal estado de los cauces, las cuencas, el acuífero y las infraestructuras de control hidráulico de Doñana".

Greenpeace recuerda que la Estación Biológica de Doñana ha constatado un aumento de la salinidad en el Guadalquivir y han apuntado que la subida del nivel del mar salinizará las marismas del Guadalquivir, con la consiguiente transformación de este ecosistema.

También cita trabajos de científicos de la Universidad de Huelva que sostienen que Doñana afronta "un escenario de moderada a alta tendencia a la aridificación para el próximo siglo" que se traducirá en una reducción de los aportes de aguas superficiales de entre un 4,5 y un 11%; una pérdida de los valores netos de escorrentía de entre el 10 y 50%; una disminución de la humedad del suelo y un aumento del estrés hídrico, "que perjudicará seriamente a los ecosistemas acuáticos, hasta poner en peligro el mantenimiento de muchos de ellos".

Respecto a la subida del nivel del mar, se estima que para final de siglo podría alcanzar los 0,5 metros en Doñana. Lo anterior implica que especies emblemáticas de Doñana como el lince ibérico y el águila imperial "experimentarán una disminución de sus posibilidades de supervivencia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios