El sector del calzado confía en atajar la crisis relanzando sus productos

  • La competencia que llega del sudeste asiático sigue siendo un grave problema

El sector del calzado de Valverde del Camino ha recibido con gran satisfacción las medidas negociadas por la Federación de Industriales del Calzado Español (FICE) y los ministerios de Industria y Trabajo y Asuntos Sociales. Estas medidas vienen a frenar las crisis que sufre el sector ante el aumento de las importaciones de calzado procedente del sudeste asiático. Ha sido el presidente de Apical, la patronal del calzado onubense, Pedro Lazo, quien ha mostrado su satisfacción ante el anuncio de la publicación de un Real Decreto que contempla estas medidas.

"Acogemos con gran esperanza este anuncio porque sufrimos una crisis de gran calado en nuestro sector, no sólo en Valverde sino también en todo el país". Y es que el aumento de las exportaciones del calzado procedente de Asia, de menor calidad y con unos costes de producción bajísimos, provocan en el sector del calzado español una crisis sin precedentes. El cierre de empresas zapateras y la consiguiente pérdida de empleo ponen en jaque a un sector que comenzaba a levantar cabeza tras años de crisis.

En este sentido, Lazo Padilla ha explicado que "el sector de Valverde ha hecho un gran esfuerzo en los últimos años consiguiendo levantar las exportaciones al extranjero de un 20% a un 45% en la actualidad. Pero ahora, con la crisis económica que vive el país, a lo que se unen las importaciones asiáticas, la situación se hace insostenible".

Según la Federación de Industriales del Calzado Español (FICE), organización a la cual pertenece Apical, "el crecimiento en las exportaciones en 2007 en nuestro país, hasta el mes de octubre, fue del 13%; en el mes de noviembre el crecimiento del sector fue del 11% (-2 puntos); y ya se notan los efectos de la crisis con otra pérdida de puntos porcentuales en las exportaciones nacionales".

Por ello, la patronal del calzado español ha negociado una serie de medidas que van a ayudar al relanzamiento de un sector, que en el caso de Valverde, es el principal motor económico de la ciudad. El gobierno, a través de los Ministerios de Industria y Trabajo, está elaborando un Real Decreto por el que se establecen medidas para facilitar la adaptación laboral del sector de fabricación y componentes del calzado, curtidos y marroquinería a los cambios estructurales en el comercio mundial.

Las medidas tendrán una vigencia hasta el 31 de diciembre de 2009 y, según el presidente de la patronal del calzado español, Rafael Calvo, ya están funcionando las relativas al Ministerio de Industria. Las medidas "apoyan los proyectos de innovación, financiación a proyectos de inversión, programas de reindustrialización, incentivos fiscales en muestrarios, apoyo a la campaña de zapatos de España, entre otras".

No obstante, las medidas que llegan de la mano del Ministerio de Trabajo y Asuntos Social tendrán que aparecer publicadas en el Real Decreto ya que "se refieren al mantenimiento del empleo en el sector y que hacen referencia a la formación continua en las empresas, el mantenimiento de los trabajadores de mayor edad en las empresas con bonificaciones del 50 por ciento en la cotización de la seguridad social a los mayores de 55 años y otras medidas", explicó Calvo. Estas medidas de apoyo al sector se completan con incentivos al empleo autónomo, becas para formación continua y otras.

El presidente de FICE añadió que "el sector está bien preparado para aguantar la crisis aunque el entorno en el que vendemos los zapatos es muy complicado. Hemos estado haciendo bien las cosas para competir, pero nos encontramos con una situación no muy favorable para vender".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios