punta umbría

La avería en una silla impide hacer uso de la piscina a los discapacitados

  • Un vecino dice que esas personas no pueden utilizar la instalación "desde hace más de 4 años"

La joven Lucía en una silla adaptada para personas con discapacidad en una piscina privada. La joven Lucía en una silla adaptada para personas con discapacidad en una piscina privada.

La joven Lucía en una silla adaptada para personas con discapacidad en una piscina privada. / H.I.

Un vecino de Punta Umbría, Alain Hamel (70 años), natural de Bélgica pero casado con una onubense y residente en dicha localidad costera desde hace ya cinco años, ha lamentado que su nieta Laura (23 años), que reside con ellos y que tiene una discapacidad en las piernas que le impide caminar, no puede hacer uso de la piscina municipal por estar "averiada desde hace más de cuatro años" la "única silla especial para discapacitados de que dispone dicha instalación deportiva".

En declaraciones a Huelva Información, Alain Hamel ha señalado que tras haber puesto en repetidas ocasiones a lo largo de los últimos cuatro años el problema en conocimiento tanto del Ayuntamiento puntaumbrieño, como de la empresa concesionaria de la explotación de la piscina, "nadie ha hecho nada por el momento".

Asegura en este sentido que las respuestas "siempre son las mismas", bien "que se va a arreglar", bien que "falta una pieza para reparar la silla", o bien que "están trabajando en el tema", pero "lo cierto es que la solución nunca llega". Este vecino de Punta Umbría, que reside en la localidad seis meses al año, también ha señalado que su nieta tiene una profesora de natación particular, la cual se ve obligada a impartirle las clases en una piscina privada de la urbanización en la que residen, que sí dispone de una silla para discapacitados, y que cuando llegaron a Punta Umbría se sacaron un abono de un año para hacer uso de la piscina municipal, el cual no renovaron "porque para mi nieta es imposible recibir el servicio por la avería de la silla de la instalación pública". "Tantas veces he pedido tanto al Ayuntamiento como a la empresa concesionaria de la piscina que arreglen el problema, que ya llego a pensar que lo que estoy haciendo es molestarles", ha asegurado Hamel, a lo que añade que "no obstante, no voy a parar hasta que esto se solucione".

Fuentes municipales consultadas por esta Redacción han asegurado que "está prevista la adquisición en breve de una silla para discapacitados nueva", a lo que han añadido que la alcaldesa de Punta, Aurora Águedo, "nada más enterarse de la problemática ha iniciado de inmediato y personalmente las gestiones necesarias para ello".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios