Siete años de apagón en la A-49

  • El tramo de 56 kilómetros de la autovía que discurre entre las localidades de San Juan del Puerto y Ayamonte continúa prácticamente a oscuras pese a la recuperación económica

El acceso al puente internacional con Portugal es uno de los puntos donde las luminarias no funcionan. El acceso al puente internacional con Portugal es uno de los puntos donde las luminarias no funcionan.

El acceso al puente internacional con Portugal es uno de los puntos donde las luminarias no funcionan. / reportaje gráfico: jordi landero

La recuperación económica de la que tanto habla desde hace meses el Gobierno de España no se ha traducido por el momento en el regreso de la iluminación nocturna a algunas carreteras onubenses. Un ejemplo claro de ello lo tenemos en los 56,4 kilómetros del tramo entre San Juan del Puerto y Ayamonte de la autovía del V Centenario (A-49), donde las luminarias de prácticamente todos sus accesos se apagaron para hacer frente a la crisis y después de siete años aún no han sido encendidas.

La situación, que según la mayoría de expertos en seguridad vial aumenta el riesgo de accidentes de tráfico, afecta a las once salidas o enlaces con que cuenta dicho tramo: 81 (La Ribera-La Alquería-Centro Penitenciario), 91 (Gibraleón-Huelva Norte), 94 (Gibraleón), 99 (Aljaraque-Cartaya Este), 105 (Cartaya-Tariquejo), 113 (Lepe Este), 117 (Lepe Oeste-Villablanca), 122 (Isla Cristina), 125 (Villablanca), 129 (Ayamonte Este) y 131 (Ayamonte Norte), así como al puente sobre el Odiel ubicado en el término municipal de Gibraleón. Según ha podido comprobar Huelva Información estos días, sólo quedan exentas de este apagón los accesos al área de servicio Pinares de Cartaya y las rotondas de la salida 131 (Ayamonte Norte).

El apagón en el tramo San Juan del Puerto-Ayamonte de la autovía del V Centenario, así como en otras muchas vías de todo el territorio nacional, fue una medida adoptada en el año 2011, cuando la crisis económica daba algunos de sus peores zarpazos, por el Ministerio de Fomento con el objetivo de reducir el gasto energético para disminuir la factura eléctrica.

Con el mismo fin, y pocos meses antes, el Ejecutivo que entonces presidía el socialista José Luis Rodríguez Zapatero también adoptó la controvertida medida de prohibir la circulación por todas las autopistas y autovías de nuestro país a más de 110 kilómetros por hora, con la diferencia de que ésta última sólo estuvo en vigor durante un periodo de apenas seis meses, mientras que el apagón aún perdura siete años después, al menos en el tramo que nos ocupa.

El entonces ministro de Fomento, José Blanco, anunció que el objetivo de la medida era recortar a la mitad el gasto de iluminación en las carreteras, que era en aquellos momentos de 25 millones de euros anuales. El ahorro sería por tanto de 12,5 millones. Blanco precisó que la reducción de la iluminación afectaría a "todas las carreteras de la red del Estado", y que la misma se podría hacer desactivando un cierto número de farolas en cada vía o apagando señales luminosas en las carreteras con menos tráfico y, sobre todo, con la colocación de bombillas más eficientes.

La asociación Automovilistas Europeos Asociados tildó entonces de paradójico que Tráfico promoviese el uso de las luces de día en los coches mientras Fomento recortaba la iluminación en las carreteras, así como señaló que eliminar el alumbrado en ciertos puntos puede ser "peligroso", subrayando al mismo tiempo que "lo más caro es crear la infraestructura", no pagar la luz, ya que el consumo en iluminación de las carreteras se produce de noche, cuando la electricidad es más barata. También el Comisariado Europeo del Automóvil se sumó a las críticas hacia la decisión de Fomento, así como la Asociación Española de la Carretera (AEC), que mostró su temor por los peligros que la medida de reducir la iluminación en las autovías españolas pudiera conllevar en materia de seguridad vial. Según añadió este último colectivo, la disminución de la luz puede ser "bastante peligroso" y podría generar "accidentes muy graves".

En nuestra provincia, y sobre el apagón que padece el tramo San Juan del Puerto-Ayamonte de la autovía del V Centenario, el presidente de la Cooperativa Logística de Mercancías de Huelva, Antonio Perera Solano, indica a este periódico que no entiende la situación, porque "mientras la infraestructura para la iluminación de la autovía se encuentra instalada, los conductores sólo cuentan en los enlaces como única fuente de luz con los faros de sus vehículos".

Un hecho que, según prosigue, "es peligroso tanto para pequeños vehículos como para grandes camiones de mercancías, sobre todo porque se trata de una vía rápida en la que si se conduce a 120 kilómetros por hora durante la noche, te topas de repente con el enlace".

En este sentido, según asegura Perera Solano, a lo largo de estos años "se han producido accidentes en dicha vía, incluso con víctimas mortales, que casi con total seguridad se hubiesen evitado de haber estado iluminados los enlaces", a lo que añade que "es una pena que por ahorrar determinada cantidad de dinero se prescinda de seguridad".

El presidente de la Cooperativa Logística de Mercancías de Huelva también ha señalado que el tramo en cuestión es una vía de "mucho tráfico por la que circulan numerosos camiones de mercancías dedicados al transporte de la fruta que se produce en la comarca".

Finalmente insiste en que es "muy penoso" el hecho de que estén las instalaciones y no sean usadas, "sobre todo teniendo en cuenta las tecnologías con las que contamos actualmente en materia de ahorro energético como por ejemplo la energía solar, para lo cual solo habría que instalar una pequeña placa en cada farola, como se hace en otros muchos lugares".

Por el contrario, Perera Solano aplaude las obras que se están llevando a cabo estos días no sólo en esta, sino también en otras carreteras de la provincia onubense por parte del Ministerio de Fomento, unos trabajos que fueron anunciados el pasado 31 de octubre y que en relación con este tramo concreto de la autovía del V Centenario se centran en la rehabilitación del firme. Concretamente se están acometiendo labores de reasfaltado en determinados tramos, así como la poda de adelfas y la tala especies arbóreas en la mediana, además de la construcción de una zanja de drenaje y trabajos de impermeabilización de cara a la temporada de lluvias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios