El alcalde pide un sistema móvil que controle la calidad del aire en el vertedero

  • Domingo Domínguez se volverá a reunir con la consejera de Medio Ambiente en enero para concretar medidas

El alcalde de Nerva, Domingo Domínguez, solicitó a la consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo, que la Junta instale una unidad móvil en las proximidades del vertedero para controlar la calidad del aire. Ambos mantuvieron una reunión el pasado día 30 de noviembre para analizar cuestiones relacionadas con dicha instalación y volverán a mantener otro encuentro a primeros del próximo año para concretar medidas.

El alcalde justificó que los habitantes del municipios vienen soportando malos olores y que no existe más que una instalación que de forma circunstancial controla la calidad del aire. Asumió la reivindicación de Ecologistas en Acción acerca de que se tomen medidas contra las nubes de polvo que se generan en la instalación de Befesa cada vez que se produce una descarga en el vaso donde se depositan los residuos peligrosos.

Domingo Domínguez apuntó que el problema de las nubes de polvo ya se trató en una de las comisiones de seguimiento y que la empresa se comprometió a construir un túnel desde el que pudieran producirse las descargas evitando las nubes de polvo, "pero lo cierto es que no se ha hecho nada y las nubes de polvo siguen causando molestias. Lo que no sabemos es el alcance que tienen por falta de un estudio y un seguimiento".

Para conocer el efecto tanto del polvo como de los malos olores, el alcalde comentó que se tendría que prever una unidad móvil que pudiera recorrer el perímetro del vertedero de forma estandarizada y crear una base de análisis de parámetros ambientales.

Domínguez considera necesario hacer este tipo de control al margen del estudio que ya está realizando la Universidad de Huelva. Esta instaló unos medidores de calidad ambiental junto al vertedero en febrero de 2009 y está previsto que en un año se tenga una histórica de mediciones para analizar y lograr resultados. Fuentes cercanas a este estudio universitario ya han avanzado que los resultados que se han obtenido durante del verano han arrojado valores muy negativos en cuanto a la calidad del aire que respiran los habitantes del municipio.

Ecologistas en Acción solicitó a la Junta que investigue las nubes de polvo que se originan en el vertedero de residuos tóxicos y peligrosos porque "están perjudicando la salud de los vecinos de los pueblos situados en el entorno". El colectivo ecologista asegura que las nubes de polvo "aparecen de forma frecuente durante las operaciones de descarga" y que el viento "las arrastra fuera del recinto por lo que en la mayoría de los casos son inhaladas por los vecinos de las localidades próximas al vertedero". Ecologistas en Acción asegura que "las partículas que conforman esas nubes son tóxicas a todos los efectos y que su inhalación puede provocar serios problemas de salud".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios