El alcalde despide a seis trabajadores tres horas después de readmitirlos

  • La Alcaldía dio cumplimiento a una sentencia del Juzgado de lo Social número 2 de Huelva · El equipo de Gobierno invita a los operarios, que fueron contratados en la etapa de Carlos Sánchez, a opositar

Comentarios 13

Menos de tres horas. Ese es el tiempo que los trabajadores reincorporados al Ayuntamiento de Bollullos Par del Condado han permanecido en sus respectivos puestos. Los seis afectados por la medida institucional recibieron el pasado viernes la carta de readmisión que venía a dar cumplimiento a la sentencia del Juzgado de lo Social número 2 de Huelva, la cual emplazaba al máximo regidor municipal, Francisco Díaz, a darlos de alta nuevamente en la Seguridad Social y reincorporarlos de inmediato en sus respectivos puestos de trabajo, así como el abono del salario de tramitación desde el 20 de enero, fecha en el que mediante acuerdo plenario se dio oficialidad a los despidos.

En base a esta notificación los empleados se personaron en las dependencias municipales para firmar a las ocho de la mañana la carta de readmisión.

La alegría de volver a sentirse laboralmente activos sólo les duró dos horas y media, el tiempo que trascurrió hasta que la Policía Local les remitió una carta de despido en la que el propio Díaz alegaba "causas objetivas".

La portavoz de los trabajadores, Esther del Toro, consideró "deleznable" que Díaz utilice este tipo de "artimañas" en su plan de "cacería" contra aquellos que no le son políticamente afines. La indignación de sus compañeros era manifiesta por verse nuevamente ninguneados, a la vez que anunciaban "medidas contundentes".

El drama de la situación financiera en la que quedan los afectados es manifiesta.

Como denuncia Del Toro, el propio alcalde continúa "desafiando" a la justicia e incumple de forma sistemática todos y cada uno de los pormenores de la sentencia.

"Los salarios de tramitación no nos lo han abonado y sólo hemos cobrado, supuestamente, el despido de hoy, todo ello a pesar de no haber firmado ningún finiquito, pero parece que Díaz ha hecho las cuentas que le ha dado la gana", apostilla.

Los trabajadores, a falta de contar con el asesoramiento de su letrado y definir una estrategia conjunta han optado por darse de baja alegando mobbing en el trabajo. Del Toro subrayó que "algunos hemos tenidos que acudir al centro de salud" porque presentábamos un cuadro clínico de ansiedad. El equipo de Gobierno defiende la medida adoptada y descarta las acusaciones en torno a la contratación de personal para suplir sus obligadas bajas. El portavoz de los no adscritos, Sergio Rosado, subraya que las únicas incorporaciones que han formalizado en las áreas de mantenimiento son de 12 días y precedidos de un informe de asuntos sociales. Nunca contrataciones "que expiran en julio de 2011, como las realizada por Carlos Sánchez días antes de que prosperara la moción de censura" que lo relevaría en el cargo.

El equipo de Gobierno señala que esta maniobra del edil socialista tenía por fin atomizar la plantilla municipal y colapsar financieramente a la institución local. "Es por ello que en su día aprobamos una RPT donde se enunciaban las necesidades laborales de la institución", dijo el concejal.

En el enquistado conflicto que mantienen trabajadores y ayuntamiento ha entrado en escena IU, quien a través de su coordinador, Juan Félix Camacho, ha pedido "cordura" al equipo, y apostó por la reincorporación de los seis trabajadores que cuentan con sentencia firme. Al hilo de ello consideró que se está alimentando una crispación "totalmente innecesaria y que puede cobrar tintes dramáticos". El portavoz izquierdista conminó al Ayuntamiento a que haga públicas las facturas de las costas procesales, al sospechar que pudieran ser mayores al desembolso de mantener los puestos de trabajo hasta que les expire el contrato en 2011.

El portavoz de los no adscritos, Sergio Rosado, sostuvo que los mismos argumentos que sustentaron la decisión de decretar "nulos" los despidos son extrapolables a la actual situación: "Los contratos se realizaron sin respetar las normas de acceso al empleo público y, además, carecían de las pertinentes consignaciones presupuestarias adecuadas y suficientes para atender el aumento de plantilla", como así se pronunció el propio Consultivo del TSJA.

De igual modo, Rosado invitó a los trabajadores a ganarse el puesto de trabajo mediante unos oposiciones que, defendió, es el vehículo que han de seguir las administraciones para garantizar la libre concurrencia y los mismos derechos a todos los ciudadanos. El edil bollullero lamentó que algunos quieran un puesto de trabajo únicamente por comulgar con las ideas políticas del gobierno de turno.

Cabe recordar que aun existen otras 24 sentencias resueltas a favor de los trabajadores que, esta vez sí, han sido recurridas en tiempo y forma por el Ayuntamiento y, por ende, no tienen carácter firme. Entre tanto y en virtud de los salarios de tramitación, si el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) no resuelve a favor de la institución local, ésta deberá abonar al colectivo un total de 700.000 euros.

Hoy por hoy el Ayuntamiento no dispondría de esos recursos económicos e incluso tendría difícil encontrar financiación para ello, siempre y cuando esté en condiciones de asumir una mayor tasa de endeudamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios