La abuela del menor conflictivo dice que la Junta no está estudiando el caso

  • Micaela Navarro apuntó ayer que "se intenta por todos los medios que el joven se integre con su familia biológica"

La abuela de San Juan del Puerto, Dolores Pérez, que se ha confesado "incapaz de controlar las agresiones y amenazas" de su nieto de diez años, aseguró ayer que desde la Junta de Andalucía "nunca han comunicado que estén estudiando el caso", que la familia llevó ante Protección de Menores.

En declaraciones a Europa Press, Pérez indicó que, a pesar de haber hecho público este caso, "ninguna administración ha dado una respuesta" a la petición de "ayuda para corregir su comportamiento" y recordó que los Servicios Sociales de la Junta de Andalucía "exigen para el ingreso del menor en un centro especial la renuncia a su custodia", algo por lo que esta familia "no está dispuesta a pasar".

Con esto, rechazó las afirmaciones de la delegada para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta en Huelva, Carmen Lloret, del pasado lunes, y las de la consejera del ramo, Micaela Navarro, ayer, en las que aseguraban que "los equipos de tratamiento familiar de la Junta ya están trabajando en el caso".

Incluso la titular del ramo apuntó que "se intenta por todos los medios que el menor se integre con su familia biológica y que, si esto no es posible, con la extensa".

Asimismo, Navarro señaló que de bno ser viable ninguna de estas dos opciones, los equipos de tratamiento familiar "buscarán otras medidas". Si bien, la consejera en funciones pidió "prudencia" y "discreción" en este caso, ya que, según dijo, "se trata de un menor de tan sólo diez años".

Por contra, Dolores Pérez se congratuló de que el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, haya decidido "tomar cartas en el asunto", ya que anunció que enviará dos quejas de oficio a las consejerías para la Igualdad y Bienestar Social y a la de Salud para "ver si están haciendo algo al respecto".

Para la abuela del menor, "sería muy positivo que el Defensor lograra solucionar esta situación", de la que se mostró "convencida de que padecen muchas familias", por lo que confió en que "sirva para que éstas no acaban abandonando a los menores porque no son capaces de lidiar con ellos".

Y es que Dolores Pérez relató que, aunque los problemas comenzaron el pasado mes de diciembre, cuando tras la separación de los padres del niño, la madre renunció a hacerse cargo del menor y éste fue a parar a casa de los abuelos paternos, "la situación sigue igual", incluso mencionó que el pasado fin de semana "se vivieron dos nuevos capítulos en los que el niño se puso agresivo porque no quería obedecer órdenes".

La abuela del menor deseó "una solución rápida a este problema o no sé dónde vamos a llegar" y, en este sentido, indicó que el próximo día 1 el niño tiene una cita con Salud Mental en el Hospital Vázquez Díaz de Huelva para "recibir tratamiento psicológico y tratar de ver dónde está el problema de la actitud del niño", algo en lo que confió en que "sirva para que utilice su inteligencia para darse cuenta de la situación y cambiar su actitud".

Con todo, insistió en que el niño "es muy joven todavía y, si se le atiende y va a un centro adecuado, corregiría su comportamiento rápidamente". Además, pidió ayuda porque no pueden estar "más tiempo en esta situación", ya que ella y su marido están enfermos. m

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios