El absentismo escolar se detecta de 14 a 16 años principalmente

  • Ayuntamiento, técnicos y profesores colaboran en una mesa de trabajo para intentar reducir los índices entre los alumnos

El equipo técnico municipal de absentismo escolar de Punta Umbría mantuvo ayer una reunión en el salón de plenos para tratar la situación en los centros escolares de la localidad.

Un grupo de profesionales en el que se encuentran diferentes técnicos educativos, sociales y policiales que componen el equipo se sentaron para configurar acciones conjuntas para la lucha contra el absentismo. En la mesa estuvieron presentes el alcalde Gonzalo Rodríguez Nevado la concejala de Educación, Manuela Ponce, el jefe de la Policía Local, Antonio Garrido, el coordinador del equipo técnico municipal, José Antonio Ávila, además de los equipos de Dirección de los centros educativos, una representación de las Ampas, técnicos de los Servicios Sociales del Consistorio costero y otros profesionales de la Psicopedagogía que ejercen en Punta Umbría.

El coordinador del equipo, José Antonio Ávila, explicó que "el perfil del alumno absentista en la localidad es similar al que existe en la zona de la Costa. Hablamos de chicos de entre 14 y 16 años con problemas de diferentes causas entre las que se encuentran los socio-familiares, el fracaso escolar y la desmotivación, principalmente. Es necesario ofrecer alternativas atractivas para los alumnos de estas edades que deciden no seguir asistiendo a los centros escolares", dijo.

Ávila sostiene que el absentismo escolar de los adolescentes que tienen entre 14 y 16 años se produce por un "enfrentamiento entre el concepto de la obligatoriedad escolar y el cumplimiento de la norma". De modo que el sistema y los planes de educación que marcan la legislación "no dan respuesta a la situación de los alumnos en estas edades".

En el caso del IES Saltes, como ejemplo de lo que sostiene el coordinador, el índice de abandono escolar a dicha edad es superior al del resto de centro. "En el instituto la familia de los alumnos colabora con la labor de los profesionales del equipo técnico hasta donde pueden, ya que a esas edades ellos tienen mayor capacidad de decisión. Es diferente el caso de los niños de educación infantil con edades entre 3 y 6 años, en la que la educación no es obligatoria y la situación familiar suele ser determinante en el contexto socio-educacional en el que se encuentra el alumno", explicó.

Este equipo de trabajo está trabajando sobre todo en la prevención con acciones proyectadas para las edades académicas más tempranas. La "falta de obligatoriedad" en la educación infantil es un problema en cuanto que en el primer curso de primaria, con niños de 6 años, comparten aula niños que han asistido a clase durante el periodo educacional anterior y niños que no lo han hecho. En palabras del coordinador del equipo técnico, "el peligro del fracaso escolar en el último grupo es un tema que preocupa e los educadores y en el que el equipo técnico de la localidad pone especial énfasis"

En Punta se trabaja en un proyecto global y conjunto de intervención local. Se intenta crear unas líneas de trabajo comunes para todas aquellas instituciones que se dediquen de una u otra manera a la educación. Ávila confía en que la Consejería de Educación resuelva el proyecto en el mes de mayo y que se pueda desarrollar a partir del próximo curso y tendrá un periodo de ejecución de cuatro años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios