Volante advierte que la secesión arruinaría el futuro de todos

  • Los vecinos dicen que si no hubiese tanto abandono "hoy no estaríamos aquí"

Comentarios 7

La defensa de la integridad del término municipal moguereño está encabezada por el alcalde, Juan José Volante, pero también cuenta con los apoyos del portavoz del PSOE, Manuel Batista, y del extramunicipal PA de Paco Guerrero, además de su compañero de filas y alcalde de Palos Carmelo Romero.

Frente a este poder institucional, el portavoz de Avema que aspira a alcalde 'in pectore', Francisco Martínez, cuenta con sus fieles Paco Domínguez, José Luis Rodríguez Taborda y Manuel Conde, implicados en el empeño independentista desde hace más de una década.

El careo sin embargo lo protagonizan Volante y Martínez, políticos que son capaces de debatir y controlar las pasiones que el tema suscita. Ambos saben lo que se juegan.

El alcalde de Moguer asegura que la segregación arruinaría el futuro del pueblo matriz y además "Mazagón no sería autosuficiente y no podría asumir por siímismo una administración local".

Volante subraya que el expediente de Avema "no debería haberse admitido, carece de interés público y es contrario a la ordenación territorial vigente". En una frase: "No deberíamos haber llegado a esta situación".

El decálogo de los incumplimientos que manejan los moguereños abunda en que no cuentan con población suficiente. Le falta medio millar, según el INE, dicen. Y tampoco tiene Mazagón una franja de terreno no urbanizable de una anchura mínima de 7.500 metros entre éste y los núcleos matrices.

Volante, tal y como apunta su recurso, cree que la "propuesta artificial de Mazagón destruye todas las determinaciones vigentes, desconoce la dinámica territorial y efectos medioambientales, agrarios y turísticos". Y esgrime un enjambre de leyes: Plan Director de Doñana, Plan de Ordenación de Recursos Naturales, PRUG, POTA y Plan de Ordenación de Mazagón, que se vería inmerso en la decisión de la Junta.

Francisco Martínez dice, al contrario, que "la distancia hace a los pueblos. Estamos a 18 kilómetros de Moguer y a 12 de Palos". Sin duda, cree, este extremo ha llevado al 95% de los vecinos a respaldar la segregación.

Lejos de sostener su proyecto en cuestiones meramente técnicas, Francisco Martínez invita a "darse una vuelta por Mazagón, calles en muy mal estado, arquetas de fecales vertiendo a la playa, abandono de Ciparsa para apreciar el abandono que soportamos". Eso sin tener en cuenta, las carencias de servicios. Y pone un ejemplo práctico: "Cuando llamas a la Policía Local para pedir auxilio, te preguntan primero si el problema está en término de Palos o de Moguer". El portavoz de Avema cree que ha llegado el momento de que Mazagón se gestione a sí mismo porque es muy fácil "venir una vez al año a cobrar". "Queremos un pueblo que viva del turismo y del medio ambiente pero no del ladrillo", concluye.

Para el alcalde de Palos de la Frontera, Carmelo Romero, todo el problema es mucho más sencillo: "Estamos ante una estrategia socialista. Avema y el PSOE son los mismos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios