El VIII Concurso de aceitunas aliñadas premia la tradición gastronómica

  • Es un certamen que se celebra desde hace 8 ochos tras la recogida del fruto

La Plaza Virgen del Rocío de Almonte reunió a cientos de personas el pasado viernes por la tarde de 34 orzas de barro con recetas de aceitunas aliñadas, que concursaron para obtener el premio a la receta más sabrosa. En total, 20 personas presentaron diferentes aderezos, y actuaron de jurado del resto de competidores en un certamen que según palabras del alcalde de Almonte, Francisco Bella "pretende incentivar los usos antiguos y tradicionales de la gastronomía de la comarca para no perderlos y que éstos sigan siendo fuente de riqueza". El Ayuntamiento de Almonte, a través de su Concejalía de Agricultura, Ganadería y Usos Forestales, entregó los tres premios a los ganadores, y ellos, junto al resto de participantes recibieron una caja de vino de la Cooperativa Agroalimentaria Virgen del Rocío y disfrutaron de una merienda ecológica gentileza del Comité Andaluz de Agricultura Ecológica (CAAE), que constó de aceite con pan ecológicos, y naranjas y mantecados y polvorones, también de elaboración a partir de procedimientos ecológicos. El primer, segundo y tercer premio ascendieron a 150, 100 y 50 euros, y todos los concursantes, además, se quedaron con las orzas de barro en las que depositaron sus recetas.

El certamen de aceituna aliñada se celebra desde hace ocho años al concluir la campaña de recogida de aceituna hacia las fechas navideñas. El requisito es presentar una porción de dos kilos de la receta, y aunque pueden aportarse tantas variedades como se desee, nunca con los mismos ingredientes y variedad de aceituna. Durante la cata, se ofrece al jurado pan y queso viejo para poder ir cambiando el sabor y diferenciar los aromas de los aliños. El primer, segundo y tercer premio lo obtuvieron Matea Núñez con la orza 23; Maribel Herrera con la 30, y Pepa "La bajilla" con la orza número 26. Las variedades de aceituna presentadas fueron en su mayoría verdial, manzanilla y gordal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios