Trabajadores sociales critican las carencias de la Ley de Dependencia

  • El colectivo denuncia el retraso de los salarios desde que se privatizó el servicio · Diputación garantiza el pago de las nóminas

La implantación de la ley de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia para la optimización de los recursos públicos y privados disponibles está siendo criticada en la Cuenca Minera de Riotinto. Los trabajadores de ayuda a domicilio de la localidad se han reunido para tratar los asuntos relativos a la puesta en práctica de esta ley en la comarca, con la que se sienten insatisfechos y disconformes.

Aun reconociendo el gran avance social que ha supuesto la aplicación de la Ley de Dependencia, los trabajadores han querido manifestarse en contra del uso que se está haciendo en la Cuenca Minera, lo cual supone un gran inconveniente tanto para los que realizan dicho servicio así como para todas aquellas personas que lo reciben, lo que conlleva, a su juicio, un descenso en la calidad de la ayuda prestada a aquellas personas para las que ha sido creada dicha ley.

Los trabajadores coincidieron al explicar que la Diputación de Huelva tomó la decisión hace un año de contratar empresas privadas para cubrir la prestación de dicho servicio, siendo la Sociedad Cooperativa Andaluza de Ayuda a Domicilio de Moguer, la encargada de realizar dicha labor.

Los problemas de los trabajadores de ayuda con el colectivo laboral llegaron a raíz de los continuos retrasos en los cobros, así como el impago de las horas extras y de la paga extra de junio. La empresa contratista culpa a Diputación de no pagar debidamente, a lo que la Cámara Provincial ha contestado que sí está pagando a tiempo y que de hecho ayer mismo hizo la transferencia bancaria a la empresa encargada de remitir el pago de los salarios que se adeudan.

Ante esta situación y dudas, el colectivo de trabajadores se ha visto obligado a anunciar medidas de presión para solucionar el problema económico que están sufriendo así como la carencia y la falta de calidad en el servicio prestado por esta empresa para la atención a las personas mayores, que, al fin y al cabo, son los que más perjudicados salen de esta situación que parece haberse estabilizado con la respuesta de la Diputación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios