Protestas

Trabajadoras de Nerva Croissant inician una huelga indefinida

  • Veinticinco de las treinta empleadas de la empresa secundan la huelga ante el impago de sus nóminas desde el pasado enero

Comentarios 2

Unas 25 trabajadoras de la empresa Nerva Croissant situada en esta localidad de la Cuenca Minera de Huelva mantienen una huelga indefinida desde el pasado viernes 14 ante el impago de sus nóminas desde el pasado mes de enero.

Según indicó una de las afectadas Eva Rodríguez el dueño de la empresa, Carles Vandellós, "no ha abonado la mitad del sueldo de enero ni el de febrero", aunque destacó que "lo peor es que ha asegurado que, como no ha llegado una subvención que esperaba, no sabe cuándo va a poder pagar las nóminas a las casi 30 trabajadoras de la empresa".

Rodríguez relató que esta situación "no es nueva", ya que en agosto del año pasado "la plantilla ya se puso de huelga porque el empresario llevaba cuatro meses sin pagar, aunque se desconvocó tras alcanzar un acuerdo por el que el dueño se comprometía a abonar un 75 por ciento de la deuda contraída con la plantilla y a que, a partir de entonces, pagaría las nóminas entre los días 1 y 10 de cada mes".

No obstante, destacó que, "aunque pagó el 75 por ciento de esa deuda, en ningún mes cumplió con el plazo establecido para el cobro", por lo que indicó que, "tras comenzar con los retrasos desde enero, la plantilla ha decidido plantar el trabajo ante el temor de que se vuelva a repetir la misma situación".

A su juicio, "se ha producido una mala gestión de esta empresa, que lleva tres años abierta, por parte del empresario", del que destacó que "mantiene deudas con los bancos, que ya no le dan créditos, de forma que, aunque espera una subvención de 50.000 euros por parte de la Junta, no podrá abonar a los trabajadores porque argumenta que primero tiene que pagar deudas y a los proveedores".

La afectada también acusó al empresario, del que aseguró que "siempre ha amenazado con que, si se dejaba de trabajar, la empresa tendría que cerrar", de "dividir a la plantilla engañando a las cuatro trabajadoras que sí están yendo al centro de trabajo asegurando que algunas de las que están en huelga han cobrado y poniéndoles grabaciones que ha hecho de conversaciones privadas", de lo que aseguró que "se está estudiando si denunciar".

Aunque destacó que la situación económica de la Cuenca Minera "no está para que cierre ninguna empresa porque no hay posibilidades de trabajo", aunque afirmó que la plantilla "está cansada de trabajar para nada". 

Las trabajadoras acudirán el próximo miércoles a un acto de conciliación con la empresa, cuyo propietario mantendrá el mismo día una reunión con representantes de la Junta y en la que también intervendrá el alcalde de Nerva, Domingo Domínguez, que indicó que está mediando en el caso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios