vídeo

Lluvia de alimentos al paso del San Antonio Abad

  • El Patrón de los triguereños rebasa las treinta horas de procesión por el pueblo

  • Las fiestas concluyen este lunes con la tradicional 'escapaílla' y la rifa de los cerdos

Las tiradas son las grandes protagonistas. Se trata de una tradición muy esperada, que suscita cada año el interés de miles de personas en torno las fiestas del Patrón de Trigueros, San Antonio Abad. La localidad disfrutó ayer intensamente de la procesión del Santo por las calles, con una duración de más de treinta horas. Al menos 18 tiradas de alimentos estaban previstas al paso del Patrón, entre los que predominan las roscas de pan, el chorizo, el bacalao e incluso jamones y paletillas, y que son recogidos por las personas que siguen el recorrido.

Estas tiradas las protagonizan principalmente familias, vecinos, asociaciones y peñas, que se reúnen para tirarle al Patrón bien por alguna promesa o por seguir con la tradición y en ellas participa también el propio Ayuntamiento.

Las fiestas tienen un arraigo en la historia de San Antonio Abad, el cual vendió todas sus posesiones y entregó el dinero a los más pobres antes de marcharse al desierto. Los triguereños, con sus tiradas, rinden homenaje a su Patrón con estas ofrendas.

El caminar del Santo comenzó tras la misa (antes se celebró la bendición de animales) que se celebró en la parroquia y después de que el alcalde de la localidad, Cristóbal Romero, entregara al pueblo su Patrón, en la puerta del templo. Nada más salir, inició su particular procesión para recibir los alimentos que sus devotos lanzan desde los balcones engalanados del pueblo. La primera tirada se produjo a escasos metros de la parroquia. Allí se detuvo el paso de San Antonio Abad a la llamada de sus moradores.

Fue en la calle Labradores, donde unos vecinos lanzaron desde las ventanas de la parte superior del edificio toda clase de alimentos que unos jóvenes provistos de unas parihuelas se afanaban en coger con los brazos en alto. Alrededor de ellos, el gentío también intentaba hacerse con algunas de las piezas que surcaban los aires. Y es que no hay condición ninguna en Trigueros para poder coger lo que se tira, sólo el querer hacerlo, intentarlo y aguantar el tirón del gentío y aprovechar lo que no alcanzan a coger los jóvenes de las parihuelas.

A ésta, le siguió otra en la misma calle, donde otra familia ofreció también todo tipo de alimentos al Santo. Las tiradas se sucedieron a lo largo del recorrido de la procesión del Patrón triguereño, que realiza paradas en las casas que están abiertas.

Después de procesionar por el pueblo, la tradición marca que San Antonio Abad se traslade ya de madrugada el cementerio, una visita que resulta especialmente emotiva. Lo hace bajo un silencio profundo, lejos del jolgorio y la algarabía que acompaña al paso. Después de la visita al camposanto continúa el recorrido por el resto del pueblo.

La procesión termina hoy cuando se produce la tradicional escapaílla y la imagen de San Antonio Abad hace un intento de recogerse y sale de nuevo corriendo. Es a la altura de la ermita, al final del trayecto, cuando los triguereños se llevan al Santo corriendo a otro punto del pueblo para simbolizar que no quieren separarse de él.

El Patrón también visita la residencia de ancianos, un momento igualmente entrañable por la cantidad de mayores del centro que salen a recibirlo. Una de las tiradas más populares es la del Ayuntamiento, realizada por los niños de la localidad.

Finalmente, tras la recogida se celebra la rifa de los cerdos en la puerta del Consistorio. Estos animales han recorrido previamente las calles de la localidad con la venta de papeletas para sufragar los gastos de las fiestas.

La localidad se ha preparado estos días para recibir a los numerosos visitantes que se acercan para disfrutar de estas fiestas, con una zona de aparcamientos para recibirlos.

El Ayuntamiento de Trigueros ha solicitado que las fiestas, que datan de 1891, sean declaradas Bien de Interés Turístico por la Junta de Andalucía debido a su peculiaridad. Curioso es también que se Santo cuente con el carné del sindicato UGT.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios