Suben la facturación y la producción de fresa con menos hectáreas plantadas

  • Alrededor de 33.000 toneladas de arándano se han puesto en el mercado en 2017

Trabajadoras temporeras en plena faena de recolección de la fresa. Trabajadoras temporeras en plena faena de recolección de la fresa.

Trabajadoras temporeras en plena faena de recolección de la fresa. / rea

La campaña de recogida de la fresa cumplió en 2017 con las expectativas iniciales de la Asociación de Productores y Exportadores de la Fresa de Huelva (Freshuelva), al culminar con datos positivos tanto en la producción como en la facturación.

Así la producción de fresa se situó en 302.500 toneladas, una cifra algo superior, un 2%, a la del anterior año, teniendo en cuenta que las hectáreas plantadas disminuyeron un 7%.

454,6Millones. Es la facturación de la fresa, lo que supone un incremento del 15%

En cuanto a la facturación, ésta superó los 454,6 millones euros, lo que supone un incremento cercano al 15% respecto a lo facturado en la campaña anterior.

Un hecho que destacó durante la pasada temporada es que el precio medio que alcanzó la fresa también creció, esta vez un 10%.

La campaña de recogida comenzó con un volumen menor de producción en los meses de diciembre y enero de un 50%, respecto al mismo periodo de la temporada anterior, aunque entonces las cifras que se lograron fueron excepcionalmente elevadas. Después, la llegada del frío permitió mejorar los resultados durante los meses de febrero y marzo.

Especialmente llamativa es la situación que vivió el campo onubense en abril, cuando el alza del termómetro disparó la producción y la falta de mano de obra provocó que se tuvieran que abandonar parcelas por no tener medios para recoger las fresas.

El final de la campaña llegó en junio coincidiendo con la llegada a los mercados internacionales de fruta producida en países como Francia, Italia, Reino Unido Alemania y Bélgica.

Con todo, la primera parte de la fue positiva y la segunda más problemática, en cuanto al volumen exportado y los precios finales que se resintieron de forma notable aunque, en términos generales, la campaña se saldó bien.

El resto de los frutos rojos que se cultivan en Huelva su balance también fue positivo, a tenor de los datos ofrecidos por Freshuelva, ya que la producción de frambuesas llegó a las 18.800 toneladas, lo que supone un aumento de 18%. Aunque el precio en el mercados bajó un 15%, el volumen de facturación subió un 4,5% hasta alcanzar los 125.475.000 euros, debido a que la producción fue mayor por el incremento de la superficie cultivada, un total de 1.932 hectáreas. Mientras, la producción de mora creció el 10% para llegar a 1.700 toneladas.

Alrededor de 33.000 toneladas de arándano se pusieron en el mercado la pasada campaña de recolección de frutos rojos, con un incremento de la comercialización del 60%, debido sobre todo al incremento de la superficie cultivada, aunque con una bajada en los precios.

Circunstancias especiales vivió el campo onubense la situación en abril, cuando las altas temperaturas dispararon la producción y la falta de mano de obra motivó que algunos agricultores tuvieran que abandonar parcelas por no tener medios para recoger las fresas, al coincidir con el inicio de la campaña turística y una parte de los jornaleros prefieren irse a trabajar a la hostelería.

Esta es una queja que el sector vienen realizando desde hace tiempo, al tiempo que demanda un aumento de los temporeros contratados en origen para paliar la carencia de trabajadores en los meses centrales de la campaña.

Precisamente la falta de mano de obra en los meses álgidos de producción es una cuestión que los productores de frutos rojos han vuelto a poner sobre la mesa en la Comisión de Flujos Migratorios de cara a la campaña de recogida de la fresa actual.

Las empresas freseras no saben aún el número de trabajadores con contrato en origen del que dispondrán para la presente campaña de recogida. Aunque el tiempo apremia pocas cosas están claras. Si acaso el número de contratos en origen que demanda cada empresa, que suman unos 16.000 temporeros, de las cuales unas 5.000 sería repetidoras. El perfil de estas trabajadoras es el de una mujer con experiencia en las labores agrícolas y con compromiso familiar para estimular el retorno a su país.

Eso sí, administraciones, empresas y sindicatos que conforman el foro han acordado dar un nuevo impulso a la contratación en origen de temporeras marroquíes para atender el incremento de hectáreas de cultivos y también para dar respuesta a la necesidad de mano de obra en los meses de máxima producción de fresa y otros frutos rojos.

70.000 Jornaleros. Es el número que se necesita para la recogida de la fresa y los frutos rojos. Por su parte, el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) ha lanzado una oferta de 11.900 puestos de trabajo para cubrir las necesidades de mano de obra en la fase de recolección de la campaña de los frutos.

Atípico ha sido climatológicamente el otoño pasado lo que ha permitido el adelanto de la campaña fresera onubense. Durante esta Navidad ya hay fruta en el mercado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios