Siguen detenidos los miembros de la banda que actuó en Alto Don Gaspar

  • Los presuntos atracadores, tres hombres y la mujer, pasarán en las próximas horas a disposición judicial. La familia asaltada alquiló la vivienda asaltada

Los presuntos miembros de la banda de atracadores que fueron detenidos a lo largo del miércoles por haber atracado en una casa de Alto de Don Gaspar en la barriada de Pozo del Camino seguían ayer en dependencias policiales, aunque fuentes de la investigación estiman que en las próximas horas podrían pasar a disposición judicial.

Al parecer, los presuntos atracadores, tres hombres y una mujer, permanecen en las dependencias policiales de Lepe e Isla Cristina donde fueron llevados después de que agentes de la Guardia Civil del cuartel de Villablanca les sorprendieran en un camino rural del término municipal de Lepe. Los ocupantes del vehículo, que resultó sospechoso, para los agentes de la Benemérita llevaban dos pistolas, un machete de grandes dimensiones y un chaleco antibalas. Aunque de momento no ha trascendido la identidad de los detenidos si se sabe que todos ellos son españoles y con domicilio en Madrid y Getafe.

La Policía sospecha que esta banda, además del asalto en la barriada que comparten los municipios de Isla Cristina y Ayamonte, también puede estar detrás de otros atracos perpetrados en la comarca, en los pueblos de Lepe, Isla y Ayamonte, y no descarta que se pudieran producir más detenciones.

Mientras la familia que fue asaltada se recupera poco a poco del incidente que se produjo de madrugada, entre las tres y las cuatro. Se trata de una pareja de mediana edad y dos hijos. Son de origen alemán y vivían en la casa en régimen de alquiler. Según adelantó este diario, los atracadores propinaron una severa paliza al hombre, a quien también amordazaron. Tuvo que ser atendido en el centro médico más próximo de los golpes que recibió. Fue gracias a la rapidez con la que el herido actuó al denunciar el asalto ante la Guardia Civil, que los efectivos de este cuerpo pudieron obrar con rapidez y establecer controles en la zona que dieron como resultado la detención de la presunta banda de atracadores.

Algunos de los vecinos de la zona ya han puesto en conocimiento de la Guardia Civil que en los últimos días habían visto un vehículo sospechoso de color verde con varios ocupantes dando vueltas por la zona. Aunque también es cierto que el carril por donde circulaba suele ser utilizado, sobre todo por portugueses, que acuden hasta el municipio de Isla Cristina para comprar drogas y que quieren evitar la N-431. Dicho camino es una cañada rural que desemboca en Ayamonte.

La provincia vive con inquietud tras la oleada de atracos que se ha producido en diversos puntos de la Costa y en el área metropolitana de la capital onubense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios