Salud rechaza analizar otra vez el agua contaminada por simazina

  • La Junta recuerda que han sido sus controles los que detectaron el problema

La Delegación de Salud de la Junta en Huelva rechazó lo expuesto en el pleno del Ayuntamiento de Nerva, donde se aprobó instar a la Delegación a realizar una investigación sobre la calidad del agua suministrada a la localidad, y recordó que "ya se ha desarrollado una investigación de lo sucedido" así como que "han sido las actuaciones de seguimiento y control del abastecimiento del agua de la Administración autonómica en Huelva las que han detectado el problema en la red".

En un comunicado de prensa, Salud aseguró que los responsables municipales "han estado en todo momento informados" tanto por parte de la Delegación de Salud como por el Distrito Sierra de Huelva-Andévalo Central de las decisiones tomadas, así como de los muestreos realizados por la Junta de Andalucía para analizar la situación del suministro.

Del mismo modo, Salud quiso aclarar que la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local de 1985 establece la competencia de los ayuntamientos de suministrar agua potable a su población, mientras que, según el Real Decreto 140/2003, son los ayuntamientos y, por extensión, las empresas gestoras contratadas por éstos, los encargados de asegurar que el agua suministrada en su ámbito territorial sea apta para el consumo humano, garantizar la realización de controles en la red de abastecimiento, elaborar periódicamente un informe con los resultados obtenidos y poner en conocimiento de la población y las autoridades sanitarias las situaciones que den lugar a la pérdida de potabilidad en el agua. En este sentido, precisó que este Real Decreto también obliga a los gestores del suministro a facilitar el abastecimiento mediante dispositivos alternativos con vistas a que la población tenga satisfechas sus necesidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios