Rumbo y Zeitung amplían el troceo de los terrenos mineros

  • La constructora segrega y vende a la sociedad Inland Trading 2006 la finca que linda con la cabecera del embalse · Los terrenos tienen cargas de servidumbre, hipoteca e incluso anotaciones de embargo

Comentarios 4

El nuevo bloqueo de Rumbo 5.0 a las labores de mantenimiento que Emed Tartessus coordina en las presas de residuos de la mina de Riotinto ha destapado una peligrosa artimaña jurídico-registral que viene a añadir obstáculos al reinicio de la actividad industrial. Se trata de la segregación de la finca que linda con la cabecera del embalse.

El control de la seguridad en las zonas de vertidos de Aguzadera, Cobre y Gossan, donde se almacenan millones de toneladas de aguas ácidas de mina y lodos tóxicos, es vital para la obtención de los permisos y el visto bueno de la Administración autonómica a los planes de explotación y ambientales. Y es en este terreno donde juegan con ventaja los copropietarios de la zona, Rumbo y Construcciones Zeitung pues hacen valer sus derechos legales como propiedad para impedir el paso a la maquinaria y el personal adscrito a la multinacional.

Emed Tartessus, impulsora del Proyecto Río Tinto, no ha sido capaz hasta ahora de desarrollar estos trabajos debido, asegura, a "la oposición y obstrucción por parte de los otros propietarios, Rumbo y Zeitung", que acaban de vender parte de los terrenos a una nueva empresa llamada Inland Traiding 2006 SL.

Con este acto notarial añaden una nueva pieza a la maraña legal y limbo jurídico que rodea los terrenos pues las órdenes judiciales y administrativas se cursan con destino a las anteriores firmas por lo que Inland Traiding puede alegar desconocimiento para mostrar su oposición a los trabajos de seguridad. Inland Traiding aparecía en 2009 vinculada a José Rabade, empresario gallego afincado en Sevilla relacionado con negocios de hidrocarburos.

Emed ha puesto en conocimiento de la delegación de Innovación y Ciencia de la Junta de Andalucía estos hechos para que tome cartas en el asunto.

Según consta en los documentos facilitados por la multinacional minera, Construcciones Zeitung ha procedido a segregar parte de los terrenos de la finca registral 2.203 de El Campillo. En concreto, ha segregado y vendido la parte de la finca sobre la que se ubica el depósito de estériles de Minas de Riotinto y que linda con las fincas registrales 708 y 705 (Emed) así como con la finca 1.287 propiedad de Rumbo 5-Cero SL.

Esta segregación ha conformado y dado lugar a una nueva propiedad registrada, la 2.381 de El Campillo.

No obstante, Emed advierte a la Junta que tenga en cuenta que la nueva finca ocupa parte del depósito de estériles y comunica la existencia de este nuevo propietario. Pero reconoce la multinacional que "se desconoce si a pesar de lo que consta en el Registro de la Propiedad Zeitung es la dueña de la propiedad 2.381, habida cuenta que esta entidad actúa como dueña de la nueva finca registral y que tampoco se ha colocado ni existen signos aparentes de división o segregación de la finca matriz 2.203 y posterior venta.

Son 89 hectáreas del paraje conocido como Aguzadera que linda con terrenos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) al norte, con el río Tintillo (afluente del Odiel) al sur y al Este con la cabecera del embalse propiedad de Mantesur.

Dentro de esta finca se encuentra la cabecera del muro de presa de la balsa minera, una de las zonas más delicadas y por donde se han producido en otras ocasiones filtraciones a cauce público que han conllevado importantes sanciones y denuncias.

La finca aparece con varias cargas y servidumbres advertidas por el Registro de Valverde e incluso una hipoteca a favor del Banco de Andalucía de 222.000 euros de principal. La hipoteca tiene una cláusula de vencimiento anticipado para el caso de impago de un plazo. Y para añadir más enredos aparecen anotados embargos administrativos de la propia Junta de Andalucía e incluso de la Diputación de Sevilla.

Emed Tartessus es propietaria de las minas, las plantas y los derechos mineros aunque las escombreras son en su mayor parte propiedad de Rumbo. En concreto Rumbo posee un 56% de los depósitos de estériles, Emed un 34% y Zeitung e Intermarine en un 10%.

La empresa minera recordó en su último boletín que ha realizado ofertas a los propietarios de los terrenos llegando a ofrecer cantidades superiores a las recogidas por tasadores independientes.

Los terrenos fueron obtenidos en subasta pública por 2,8 millones de euros y se llegaron a exigir 60 para su venta hace dos años.

La multinacional cree que los propietarios de los terrenos siempre han obstaculizado el progreso del Proyecto Río Tinto a base de la obstrucción en las reparaciones y mantenimiento de los depósitos de estériles, redactado y enviado denuncias y acusaciones a Reino Unido, Canadá y a los accionistas y financieros colaboradores del grupo Emed.

Unas acusaciones que la empresa Rumbo viene desmintiendo una y otra vez e incluso acusa a Emed Tartessus de haber instalado un control de acceso dentro de sus propios terrenos sin autorización de la promotora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios