Roscas de San Blas, para la buena salud de la garganta

  • El Ayuntamiento de Aracena repartió ayer a los vecinos 3.200 roscas bendecidas

Los vecinos de Aracena recibieron ayer unas 3.200 roscas de pan bendecidas por San Blas Obispo y Mártir, patrón de Aracena, repartidas por el Ayuntamiento para, según reza la tradición, garantizar salud en la garganta.

Las actividades están organizadas por el Consistorio y la Hermandad del Patrón aracenés que mantienen viva una tradición con gran arraigo en el pueblo, antes del recorrido del Patrón por las calles de su pueblo, que se vio afectado ayer por la intensa lluvia.

En la Iglesia Parroquial del Carmen fueron bendecidos los tradicionales roscos de pan de San Blas, elaborados por los panaderos de la localidad y distribuidos posteriormente, de forma gratuita, entre los asistentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios