puebla de guzmán

La Reina del Andévalo regresa entre sus fieles después de su restauración

  • La Virgen de la Peña vuelve a su Santuario en el Cerro del Águila ante miles de personas

Cientos de puebleños y devotos de la Virgen de la Peña procedentes de todos los municipios del entorno, participaron ayer en la peregrinación con la que, desafiando el mal tiempo, recibieron de forma multitudinaria a la Reina del Andévalo, después de 165 días de ausencia de su Santuario del Cerro del Águila, motivados por los trabajos de conservación y recuperación a los que ha sido sometida su sagrada talla en los últimos meses en los talleres del restaurador Pedro E. Manzano.

El programa extraordinario diseñado por la hermandad para recibir a la madre de los puebleños se ha prolongado durante todo el fin de semana, durante el que se han sucedido distintos actos de homenaje y convivencia entre sus devotos, con el objeto de celebrar por todo lo alto el regreso de la remozada imagen de la Virgen de la Peña al retablo de su ermita, donde ya espera con impaciencia los aproximadamente cuarenta días que restan para la celebración de la tradicional romería en su honor, que se celebrará del 27 de abril al 1 de mayo.

La imagen estaba deteriorada por el paso de los años, la humedad y los daños de las velas

De esta forma, numerosos fueron ya el sábado los peñeros que acudieron a la ermita de la Virgen de la Peña, ubicada en el enclave puebleño del Cerro del Águila, la cual mantuvo abiertas sus puertas entre las nueve de la mañana y las diez de la noche de forma ininterrumpida, con el objeto de contemplar el resultado del profundo trabajo de restauración que se ha llevado a cabo, tanto en la talla de madera de encina que representa a María Santísima de la Peña, como en su retablo, construido en la primera mitad del siglo XVIII, el cual también ha sido sometido a un importante trabajo de conservación.

No obstante, con el fin de recibirla con la solemnidad que ésta merece como Reina del Andévalo, la junta de gobierno de la Hermandad de la Virgen de la Peña de Puebla de Guzmán celebró ayer domingo un viacrucis en peregrinación a su Santuario, al que se sumaron cientos de sus devotos.

La comitiva partió sobre las diez de la mañana desde la Iglesia Parroquial de la Santa Cruz, ubicada en el casco urbano del municipio andevaleño, y tras recorrer a pie los cuatro kilómetros aproximadamente que distan hasta la ermita, los cuales transcurren por senderos y parajes rurales de inigualable belleza paisajista, llegaron al Cerro del Águila aproximadamente tres horas después.

Sobre las 13.00, una vez que la peregrinación llegó al sagrado enclave, tuvo lugar una solemne eucaristía como celebración gozosa de sus devotos por la llegada de la sagrada imagen al municipio. Los asistentes la recibieron con sus tradicionales tonás, así como por una representación de las tres hermandades devotas de La Peña: la Matriz de Puebla de Guzmán y las filiales de Madrid y Huelva.

Desde el pasado mes de octubre se han venido llevando a cabo una serie de labores de restauración que han mantenido a la sagrada imagen fuera de Puebla de Guzmán, y que se han centrado en la recuperación de la talla, la cual se encontraba deteriorada como consecuencia del paso de los años, la humedad, los daños provocados por la combustión de las velas, y de la acción de algunos insectos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios