Prisión incondicional para los detenidos por el cargamento de 320 kilos de cocaína

  • Las detenciones del ciudadano norteamericano y otro alemán se han efectuado tras que la tripulación de una patrullera abordara el velero de bandera británica donde transportaban la droga.

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de la Audiencia Provincial de Huelva ha decretado prisión incondicional y sin fianza para los dos detenidos, un ciudadano norteamericano y otro alemán de 45 y 36 años de edad respectivamente, tras incautarse la Guardia Civil de 320 kilos de cocaína en un velero que navegaba a tres millas de la playa de El Rompido sobre la 01:00 horas de ayer.

Así lo explicaron fuentes de la Benemérita, quienes precisaron que la investigación continuará abierta, así como que no se descartan nuevas detenciones al tratarse "de un material nuevo que no es habitual" en las costas onubenses.

Por su parte el teniente coronel jefe de la Comandancia de Huelva, José Antonio Hurtado, señaló este martes en rueda de prensa que las detenciones se efectuaron después de que la tripulación de la patrullera de alta velocidad Río Guadalabón, perteneciente a la Guardia Civil de Huelva, que se encontraba navegando en funciones de prevención del narcotráfico por la zona del Río Piedra, observaran un eco en el radar a unas tres millas de El Rompido.

Tras desplazarse hasta el lugar de donde procedía la señal electrónica, los agentes observaron que se trataba de un velero de bandera británica y denominado Teachers Pet, que navegaba sin mástil. Así, ante la sospecha de que pudiera tratarse de una embarcación dedicada al tráfico de drogas o, por el contrario, pudieran tener algún tipo de avería, la nave de la Guardia Civil se aproximó con cautela, hasta llegar a la distancia de abordaje, momento en el que se procedió a encender el foco.

Así, una vez a bordo y ante la actitud sospechosa de sus tripulantes, ya que según explicó el responsable del Servicio Marítimo, Félix Valverde, "el patrón se fue corriendo hacia el interior a esconder la droga", se procedió a la inspección de la zona común del interior del velero, donde los agentes observaron dos fardos, en cuyo interior se encontraban unos 20 paquetes de un kilo, en cada uno, de una sustancia blanca, que resultó ser cocaína. El resto de la droga se encontraba repartida entre la proa y la popa de la embarcación.

Respecto a la droga incautada, que podría alcanzar en el mercado un valor de más de 12 millones de euros, Hurtado precisó que "seguramente la hayan cogido en alta mar transportada en un buque más grande o que proceda de una playa de África o incluso de América", mientras que en cuanto al destino de los 320 kilos, el teniente coronel señaló que "posiblemente en Huelva no se quedara", aunque se está investigando a dónde se podría distribuir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios