El Pleno reclama un estudio detallado sobre la calidad del agua

  • Medio Ambiente y Agricultura y Pesca aún no han elaborado el informe solicitado por el Ayuntamiento que aclare las causas del episodio contaminante por la presencia de simazina

El Pleno municipal de Nerva aprobó ayer, en sesión extraordinaria, una moción de IU en la que insta a las autoridades competentes que realicen un estudio para determinar la calidad del agua en el municipio, tras el episodio registrado a mediados de febrero cuando quedó prohibido el consumo por la presencia de simazina.

La moción insta a la Delegación Provincial de Salud a que realice una investigación pormenorizada y "lo suficiente prolongada en el tiempo" sobre la calidad del agua suministrada a la población y la aptitud de la misma para el consumo humano. Asimismo, insta también a esta delegación a que establezca los "cauces mínimo de comunicación con el Ayuntamiento de Nerva" para coordinar las informaciones que una y otra institución deban emitir.

La propuesta, respaldada por unanimidad, solicita a los organismos e instituciones con competencias sobre la calidad de las aguas en el medio natural y sobre la utilización de fitosanitarios a que inicien igualmente las investigaciones necesarias para determinar si el agua de los embalses del término municipal tiene simazina, conoce cual ha sido el origen y la causa de la contaminación del agua, cuantificar la presencia de contaminantes en el agua del embalse de Nerva y de riberas y arroyo, que puedan estar influidos, estimar el tiempo que el herbicida tardará en disiparse y evaluar la posibilidad de que puedan repetirse episodios contaminantes como el que se produjo el pasado mes. El Pleno municipal también solicita a la empresa suministradora que se intensifiquen las medidas de control y de prevención de la contaminación del agua desde su captación hasta la red de distribución, "manteniendo continuamente informado al Ayuntamiento".

Durante la sesión extraordinaria, el alcalde, Domingo Domínguez, dio cuenta de todas las actuaciones realizadas desde el 18 de febrero cuando quedó prohibido el consumo de agua por la presencia del herbicida. El regidor informó sobre el expediente incoado contra la empresa suministradora, Aqualia, para determinar la responsabilidad de la misma en el episodio contaminante del agua.

Domínguez señaló que la moción aprobada ayer viene a ser una extensión de una de las actuaciones realizadas por la Alcaldía, que ya ha pedido a las consejería de medio Ambiente y Agricultura y Pesca que investiguen el caso y que elaboren un informe al respecto. En este sentido el regidor ha indicado que la Junta de Andalucía aún no le ha remitido ningún informe, ya que su elaboración encierra dificultades por lo que tardará cierto tiempo. Domínguez explicó que lo importante es que el agua que ahora consume el pueblo es apta y que se ha recuperado la normalidad.

Por su parte, la Asamblea Local de IU y el Grupo Municipal ha destacado que "su voluntad ha sido y sigue siendo colaborar para la resolución del problema, y no crear en el pueblo alarmas innecesarias ni emitir mensajes que puedan tener estas consecuencias, razón por la cual la única declaración que ha hecho ha sido el anuncio de sus solicitud del Pleno extraordinario, sin entrar en ningún momento en valorar, fuera del ámbito institucional, la situación creada por el problema del agua ni la actuación del equipo de gobierno".

Salud declaró como medida preventiva, "no apta" para el consumo el agua del municipio de Nerva, después de que las muestras tomadas por técnicos del Distrito Sierra de Huelva-Andévalo Central determinaran la presencia superior a los límites legales permitidos de un herbicida en su red de abastecimiento, en concreto, de un producto, denominado simazina, que tiene uso agrícola. Por ello, según contempla el Real Decreto 140/2003, que establece los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano, Salud instó a la entidad gestora del suministro a la puesta en marcha de medidas para que los niveles de potabilidad fueran los contemplados en la legislación, así como que facilitase el abastecimiento mediante dispositivos alternativos con vistas a que la población tuviera satisfechas sus necesidades.

Así, no fue hasta el pasado día 6 de marzo cuando la propia Delegación Provincial del ramo declaró apta para el consumo el agua de la red de abastecimiento del municipio de Nerva, después de que los análisis realizados constataran la vuelta a la normalidad de los parámetros de calidad en el suministro, por lo que los vecinos pudieron volver a consumirla y utilizarla para cocinar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios