El Pleno apoya de forma unánime la candidatura de La Rábida

  • El PSOE acepta un reconocimiento expreso al trabajo de la Asociación de Estudios Iberoamericanos · La Cámara respalda las propuestas de la Junta en Astilleros

Una frase de poco más de línea y media fue suficiente para que los cuatro grupos políticos que se sientan en la Diputación Provincial (PSOE, PP, IU, PA) aprobaran una declaración institucional conjunta en favor de la candidatura de la Rábida y los Lugares Colombinos como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. La frase en cuestión hace un reconocimiento expreso al trabajo e iniciativa de la Asociación de Estudios Iberioamericanos y Colombinos Rábida en esta candidatura. Para llegar a este consenso fue necesaria otra ronda de reuniones entre los cuatro grupos políticos y no se cerró hasta poco antes de que diera comienzo la sesión. La presidenta de la Diputación, Petronila Guerrero, leyó la declaración al principio cuyo texto incluye un "Huelva debe ir más allá" en la línea del eslogan de imagen que ha puesto en marcha el equipo de Gobierno socialista. Este consenso propició que se retiraran, sobre la marcha, las dos mociones que se habían presentado sobre la candidautra, una del PP y otra del PSOE. Polémica zanjada.

La sintonía entre los grupos políticos siguió durante los ocho primeros puntos del orden del día, hasta que llegó el turno a la crisis de Astilleros. PSOE e IU coincidieron con una moción cada uno, que se debatieron de forma conjunta, aunque las propuestas de uno y otro apenas sí coincidían. El Pleno aprobó la del PSOE, que gobierna con mayoría absoluta. Esta respalda 'la hoja de ruta' que propone la Junta de Andalucía para solucionar el conflicto laboral y en la que se afirma que ésta cuenta con el apoyo de los trabajadores y tiene como objetivo mantener el empleo. La moción contó el apoyo del PSOE y del PA y votaron en contra IU y PP. La moción de IU fue rechazada por el PSOE y respaldada por los tres portavoces de la oposición. El portavoz del PSOE, Manuel Guerra, hizo una defensa a ultranza del empleo y de los trabajadores y reprochó a IU que "trate de defender más la gestión de la empresa que a los propios trabajadores".

David Toscano, diputado del PP, tachó a la Junta de Andalucía y al PSOE de haber hecho gala de "improvisación" durante todo el conflicto laboral y de "faltar a la verdad" cuando afirman que cuentan con el apoyo de los trabajadores. Mostró su temor por que Huelva pierda la licencia de construcción naval en favor del astillero de Sevilla y puso en duda que se pueda llevar a cabo la anunciada recolocación o reconversión laboral de la plantilla en una provincia "con 49.000 parados". El diputado subrayó que a los puestos de trabajo directo, que están pendientes de un hilo, hay que sumar los de las empresas auxiliares que pueden seguir en caída libre.

Rafael Sánchez Rufo, portavoz de IU, afirmó que su iniciativa tenía un doble sentido de defender el empleo y de mantener la actividad industrial. Aseguró que las propuestas de la Junta de Andalucía "ponen en peligro" a esta industria porque "no se garantiza su continuidad". En su favor dijo que los representantes sindicales de CC OO y USO habían respaldado su moción y rechazado la hoja de ruta de la Junta. El diputado de IU subrayó la contradicción del PSOE por rechazar su propuesta cuando contó con el apoyo de este partido en el Ayuntamiento de la capital

El portavoz del PA, Francisco Zamudio, votó en favor de las dos mociones al entender que no se contradecían.

Otra de las polémicas, protagonizada ésta por PSOE y PP, que retomó el Pleno de la Diputación, fue la de la gestión del agua a través de una moción del PSOE en defensa de los servicios públicos de la provincia. El espíritu de la iniciativa era reprobar la decisión de los ayuntamientos del PP que se han quedado fuera de la nueva Mancomunidad de Servicios Públicos de Huelva (MAS). El socialista Manuel Guerra defendió la gestión pública frente a la privada para ganar en calidad del servicio y vertebración del territorio. Este acusó al PP de tratar de "romper" las instituciones públicos al "no lograr ganar en las urnas".

Jesús Toronjo, portavoz del PP, acusó a los socialistas de hacer un uso partidista de los organismos públicos y de defender la gestión pública o privada a su conveniencia. Puso algunos ejemplos de privatización llevados a cabo por ayuntamientos socialistas y subrayó el del Servicio de Ayuda a Domicilio que orquestó el equipo de Gobierno de la Diputación con Petronila Guerrero al frente.

En el transcurso del debate de esta moción Toronjo arremetió contra la gestión del que fuera presidente de la Mancomunidad de Aguas del Condado, Carlos Sánchez, por el caso del agua contaminada que consumieron durante 40 días cerca de los 40.000 habitantes de la comarca, "sin que se pidieran responsabilidades políticas por ello. Al contrario se ha premiado a Sánchez con el cargo de vicepresidente en su nueva Mancomunidad, MAS".

Rafael Sánchez Rufo, de IU, defendió el modelo de gestión público de los servicios al ciudadano aunque se caiga en el uso partidista, "algo que ya hemos denunciado y seguiremos haciéndolo".

Francisco Zamudio se sumó a la defensa de la gestión pública pero advirtió que ello no da luz verde para interferir en las decisiones de los plenos municipales.

El Pleno aprobó una moción del PSOE en defensa de la Ley de Economía Sostenible y rechazó una de IU sobre salud mental y dos más del PP: de rechazo de la vía rápida de la Sierra y de apoyo al sector ganadero.

Los grupos consensuaron otras dos declaraciones institucionales más, que también leyó la presidenta al inicio de la sesión. Una relativa a la próxima presidencia española de la UE y otra sobre el 40 aniversario del Parque Nacional de Doñana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios