El PSOE aprueba en solitario el presupuesto de 145,6 millones

  • La presidenta Petronila Guerrero considera el documento económico "transparente, real y serio" · La oposición critica que se priorice el "autobombo" a la inversión

Comentarios 1

La Diputación Provincial tendrá un presupuesto de 145,6 millones de euros para 2010, tal y como proponía el PSOE, con mayoría absoluta en el Pleno de la Cámara provincial, en el documento que presentó a finales de noviembre.

La oposición -PP e IU- votó en contra. Y el PA no asistió a la sesión porque su portavoz, Francisco Zamudio, se encuentra enfermo. Los populares presentaron una enmienda a la totalidad que fue rechazada por la mayoría socialista mientras que IU se abstuvo. Tras la votación intervino la presidenta de la Diputación, Petronila Guerrero, para decir que el debate de presupuestos "es una de las decisiones más importantes" que toma la cámara provincial. Defendió el documento por "real, transparente y serio" y por ello felicitó a Orta, algo que hizo extensivo al resto del equipo.

Para dirigirse a la oposición utilizó tintes de adoctrinamiento contraponiendo el trabajo socialista con el de los adversarios y concluyó con una dudosa súplica para que los portavoces de la oposición colaboren en 2010 con el equipo de Gobierno para elaborar el presupuesto del año siguiente.

El turno de intervenciones comenzó con el diputado de Economía y Hacienda, Francisco Orta, quien repitió lo que defendió al presentar el documento. Dijo que se trata de un presupuesto "riguroso y prudente" cuyo techo viene marcado por los ingresos, que son limitados en tiempos de crisis. Orta subrayó las partidas que se dedican a los planes provinciales, a los servicios sociales, al empleo y a medio ambiente. Aseguró que las inversiones ascienden a 31 millones, a los que se suman otros 65 más de proyectos en ejecución, y que se han priorizado las políticas para generar empleo. Orta se mostró convencido de que la Diputación goza de buena salud financiera y afirmó que las operaciones que se incluyen en el presupuesto "no hipotecan la estabilidad" de la institución. Justificó que "la deuda no está enquistada" y que "los proveedores cobran en un plazo de 60 días".

Francisco Orta rechazó la enmienda a la totalidad de los populares por no incluir "ni un sólo dato que la justifique. Es generalista y nada concreta; más bien, responde a una estrategia de partido encaminada a provocar crispación y confusión".

Francisco Riquel, del PP, centró su discurso en justificar su rechazo a la propuesta del PSOE más que en defender su enmienda a la totalidad. Resumió su intervención diciendo que para los socialistas "austeridad significa no invertir, y ahorro es eliminar las ayudas sociales". Riquel comparó las partidas de 2010 con las de presupuestos de años anteriores. La nota dominante de la comparativa muestra que "el PSOE siente alergia por los cambios".

El diputado del PP criticó que, en tiempos de crisis, no se recorte el gasto corriente ni se optimicen los recursos. Como ejemplo dijo que la partida para publicidad es más abultada que la de ayuda a las familias. Echó en falta partidas concretas para políticas activas de empleo y de formación para desempleados y puso en duda el liderazgo de la presidenta porque Huelva es la provincia que menos va a recibir del Estado y de la Junta "pero aquí se callan la boca", dijo.

Francisco Riquel aportó comparaciones numéricas que no coinciden con las de Orta. Concretó que la partida de Agricultura cae un 25% y que la propuesta es antimunicipal por el recorte en las aportaciones que recibirán los ayuntamientos de la provincia.

Rafael Sánchez, portavoz de IU, comentó que, a pesar de las diferencias que se marcaron en el debate por la interpretación de cifras, "los números son tozudos" y por eso criticó la escasa aportación que se espera de otras administraciones públicas: el Estado y la Junta, lo que se acepta "con el silencio". Este hizo hincapié en los recortes sociales, en medio ambiente y en planes de desarrollo económico. Lamentó que se haya priorizado el autobombo frente a las inversiones. Y preguntó en vano para qué son los 780.000 euros que se destinan a seguimiento de proyectos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios