El PP impide la renovación de cargos en el Grupo de Desarrollo Rural

  • El Ayuntamiento de Cortegana impugna la asamblea por defecto en la convocatoria

El Partido Popular de la Sierra consiguió ayer que la celebración prevista de la asamblea general extraordinaria para elegir al nuevo presidente del Grupo de Desarrollo Rural Sierra de Aracena y Picos de Aroche (GDR) no se celebrara tras impugnar el proceso. Pese a todo, en la tarde de ayer se celebró el resto de reuniones y puntos previstos, pero no la elección.

El motivo de la impugnación del PP es que las asambleas tienen que notificarse al menos con quince días de antelación. Y en este caso, según recoge la impugnación popular, el Ayuntamiento de Cortegana recibió la convocatoria de la asamblea tan sólo doce días antes. Una impugnación presentada en la propia sede del GDR, ubicada en Aracena, y que provocó finalmente la no celebración del pleno.

Las candidaturas que se presentaban para presidir el GDR estaban encabezadas por Manuel Guerra (PSOE), actual alcalde de Aracena y presidente de la Mancomunidad Ribera del Huelva por el PSOE. Mientras que la candidatura afín al PP la encabezaba María del Mar Martín Florido, número dos en el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Cortegana. Ambos conocieron en las primeras horas de la mañana de ayer la suspensión de la asamblea general extraordinaria.

La asamblea está compuesta por representantes de ayuntamientos, empresas, colectivos sociales, entidades bancarias, asociaciones, federaciones y entidades agrarias, entre otras. En torno a setenta personas tienen la potestad de elegir al nuevo presidente del GDR para los próximos años. Hasta ahora, dicho cargo lo ostentaba Félix Soto, uno de los políticos más reconocidos en la comarca durante las últimas décadas. En la actualidad, además de otros cargos, es el presidente de la Junta Rectora del Parque Natural.

El Ayuntamiento de Cortegana, que impulsó la impugnación, cree que "el Partido Socialista pretende hacer una maniobra en el GDR de la Sierra para mantenerse en el poder", según manifestó José Rafael Borrallo, portavoz del Ayuntamiento de Cortegana, quien además añadió que "no es de recibo que el mismo día que comienza la campaña electoral hayan convocado una asamblea para renovar los cargos sin esperar a lo que ocurra en las elecciones andaluzas".

El Ayuntamiento de Cortegana entiende, según resaltó en una nota enviada a los medios de comunicación, que el Partido Socialista tiene un "gran nerviosismo dado que puede perder el poder en la Junta de Andalucía, convirtiéndose esta convocatoria en una estrategia para intentar blindar los cargos que tienen actualmente". Borrallo añadió "que esta situación es una falta de respeto y lealtad a todas las instituciones y, sobre todo, a las que están gobernadas por el PSOE, como la Agencia IDEA que depende directamente de la Junta de Andalucía".

"No podemos entender que el PSOE lleve a cabo una estrategia totalmente antidemocrática, intentando cambiar forzadamente una institución sin esperar a que el pueblo andaluz hable en las urnas", afirmó Borrallo. El portavoz del Ayuntamiento de Cortegana se felicitó porque esta impugnación haya sido admitida, valorando de forma muy positiva que "el GDR haya tenido que dar marcha atrás en este escándalo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios