Oleada de robos en fábricas de jamones y embutidos de la Sierra

  • Los ladrones entraron una noche en tres empresas y se llevaron dinero en efectivo

Comentarios 2

Una oleada de robos está azotando desde hace varias semanas a la empresas de jamones y embutidos del municipio serrano de Jabugo. Los empresarios dicen estar desprotegidos por la escasa vigilancia policial en la zona.

Los últimos robos se produjeron la pasada semana en tres industrias cárnicas con resultados desiguales. En concreto se registraron en las empresas Juan Macías, en Industrias Artesanas y en el Consorcio Jabugo. En las dos primeras los ladrones lograron hacerse con un botín, mientras que en la tercera no consiguieron sustraer nada, según ha podido saber este periódico.

En la primera empresa, los cacos se llevaron dinero en metálico, al igual, al parecer que en la segunda, mientras que en la tercera se quedó en un tentativa pero los malhechores provocaron daños en las instalaciones.

En esta ocasión, los ladrones han optado por llevarse dinero en efectivo en vez de jamones y embutidos como ha ocurrido en otras ocasiones. Así, según responsables de la empresa Juan Macías, ésta ha sido objeto de tres en menos de un mes. La última vez los cacos se hicieron con el dinero que había en la caja productos de las ventas realizadas durante el día, pero con anterioridad los robos han sido de otra naturaleza.

Para acceder al interior de las instalaciones, los ladrones rompieron los barrotes de una ventana. El botín que se llevaron se desconoce.

Al parecer, en los tres casos el modus operandi ha sido el mismo, por lo que todo parece indicar que se trata de un grupo que actúa por la zona con total impunidad. Tal es así que hace unas semana también se registró otro robo en una empresa de El Repilado, pedanía de Jabugo que cuenta también con numerosas fábricas de jamones y embutidos.

Esta última vez los ladrones han actuado en un radio de entre 300 y 400 metros la misma noche del día 11 al 12. Aunque se han presentado las denuncias correspondientes hasta el momento no se ha producido ninguna detención por parte de los Cuerpos de Seguridad de la zona. El responsable de una de estas empresas ha manifestado a este periódico que los empresarios se sienten desprotegidos por la falta de vigilancia, por la falta de efectivos de la Guardia Civil.

Además algunas de estas empresas no pueden contratar seguridad privada y que otras realizan una contratación conjunta por lo que los ladrones aprovechan la ausencia del vigilante para cometer el robo. "No se llevan la fábrica porque no tiene rueda", sentencia de forma jocosa uno de los efectos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios