Multitud de vecinos acuden al sepelio del niño de cinco años atropellado

  • El pequeño fallecido el pasado sábado fue enterrado en el cementerio tras practicársele la autopsia por la mañana

Comentarios 2

Una multitud de vecinos del municipio de Cartaya despidieron en la tarde de ayer al niño de cinco años fallecido tras ser atropellado por un todoterreno junto al parque de El Almendral de la localidad.

Según informó a Europa Press la Policía Local de Cartaya numerosos ciudadanos se acercaron hasta la Iglesia Parroquial de San Pedro, donde se celebró el funeral a las 18.00 horas, y acompañaron a la familia del pequeño hasta el cementerio municipal para darle su último adiós.

El atropello se produjo en la tarde del sábado, cuando el menor, que se dirigía al parque donde se celebraba un encuentro de mascotas salió de entre los coches aparcados e irrumpió en la calzada al paso de un todoterreno, que no pudo hacer nada por evitar el impacto. El pequeño es el mayor de dos hermanos, hijos de un joven matrimonio residente en la localidad.

Algunos vecinos del niño pequeño explicaban ayer que "los padres están destrozados", al igual que el conductor y su mujer, también residentes en el municipio. Según detallaron a Europa Press Televisión, en el momento del accidente "el padre se tiró al suelo, al lado del pequeño" y "los médicos vinieron rápido, e incluso desplazaron al helicóptero, pero no se pudo hacer nada por el menor".

Por su parte, el alcalde de Cartaya, Juan Antonio Millán, explicó que el conductor del vehículo "no iba rápido", ya que "no se aprecian señales fuerte de frenada" en la calle, y dio negativo en el control de alcoholemia practicado por la Policía Local. Así, Millán lamentó este "hecho desgraciado" e hizo extensivo a todo el pueblo el "profundo dolor" por la muerte del menor, a cuyo cadáver se le practicó por la mañana la autopsia en el Instituto Anatómico Forense de Huelva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios