Medio Ambiente ultima su plan para paralizar el gasoducto en Doñana

  • Prepara un recurso para pedir en los tribunales que se prohíba la instalación

José Fiscal, consejero de Medio Ambiente. José Fiscal, consejero de Medio Ambiente.

José Fiscal, consejero de Medio Ambiente. / josué correa

La Junta cumplirá su amenaza y llevará a los tribunales la paralización del proyecto de almacén gasístico proyectado por Gas Natural Fenosa en los alrededores de Doñana. Lo confirmó ayer el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, que reveló que el gabinete jurídico prepara ya el recurso para impedir la obra bajo el espacio protegido, toda vez que el Ministerio de Medio Ambiente ha garantizado que no hará una evaluación de impacto ambiental conjunta sobre los cuatro proyectos en los que se divide la infraestructura gasistica.

Según explicó Fiscal, el departamento que dirige Isabel García Tejerina "se reafirma en que no va a realizar una evaluación conjunta de los proyectos y remite la responsabilidad al Ministerio de Industria, que es la administración sustantiva sobre el proyecto". El titular de Medio Ambiente señaló que los abogados de la Junta estudian si antes de ir a los tribunales es necesario un requerimiento, pero sí aseguró que la Administración autonómica tiene las "herramientas legales" para que el proyecto "no atraviese ni un metro" del espacio protegido. "Pero su entorno no es la mejor zona para esta instalación", añadió fiscal.

El Defensor del Pueblo pide en un informe que el proyecto gasístico no se realice

Fiscal se pronunció de esta manera después de que el jueves se hiciera público un informe del Defensor del Pueblo Andaluz, entidad que dirige Jesús Maeztu, que solicitaba la paralización del proyecto Marismas Occidental, uno de los cuatro que componen la infraestructura de Gas Natural. El Defensor del Pueblo Andaluz ha remitido a su homólogo estatal un informe que incluye análisis del CSIC y del Instituto Geológico Minero que apunta, entre otros aspectos, la falta de un estudio de riesgo sísmico en el proyecto de Gas Natural, troceado en cuatro tramos para evitar, según los ecologistas, una evaluación de impacto ambiental conjunta y con menos probabilidades de obtener el visto bueno.

"Lo que se hizo en 2010 -conceder la DIA a las prospecciones en Marismas Occidental-hoy no se hubiera hecho", dijo Maeztu para explicar su rechazo al proyecto de Gas Natural y no arriesgar "un bien tan preciado como Doñana". Fiscal explicó en el Parlamento que Marismas Occidental es la única parcelación del proyecto "que teóricamente está en obras, aunque, en la práctica, nuestras informaciones apuntan a que apenas hay movimiento". El político onubense reconoció que la Junta emitió la autorización medioambiental de Marismas Occidental "porque no tuvo más remedio". "Si el proyecto se nos presentaba parcelado no teníamos herramientas para negarlo", añadió Fiscal antes de recordar que sí negaron el permiso de obra a las otras tres infraestructuras que componen el almacén de gas, "sin las cuales no tiene sentido, según la empresa".

En cuanto a la indemnización reclamada por Gas Natural, el consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía explicó que "sigue su curso en los tribunales" y que el Gobierno andaluz está respondiendo a todos los requerimientos que le hacen en este sentido, si bien ha defendido que la responsabilidad patrimonial que reclama, a su juicio, "no ha lugar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios