Medio Ambiente actuará en dos fincas de Almonte para conservar el habitat de la fauna

  • Las propiedades privadas de El Puntal y El Lobo ocupan una superficie de 5.000 hectáreas dentro de Doñana.

Comentarios 1

La Consejería de Medio Ambiente ha firmado un convenio de colaboración para el desarrollo de actuaciones para la conservación de la fauna amenazada con la propiedad de las fincas privadas El Puntal y El Lobo, que ocupan una superficie de casi 5.000 hectáreas en el interior del Parque Nacional de Doñana. El acuerdo ha sido suscrito por el titular del ramo, José Juan Díaz Trillo, quien, durante su intervención, ha explicado que gracias a este acuerdo, Programa de Actuaciones para la Conservación de lince ibérico, águila imperial, milano real y otras especies catalogadas en Andalucía, su departamento desarrollará en esta zona, del término municipal de Almonte, actuaciones encaminadas a mejorar el estado de conservación del hábitat propicio para estas especie, así como a incrementar la densidad de su principal presa, el conejo.

Este acuerdo dispone de un plazo de vigencia de cinco años prorrogable, y entre sus principales actuaciones incluye tareas para la construcción de majanos, vivares y entaramados; siembras, construcción de charcas-abrevadero; desbroces; creación y revegetación de lindes; restauración de islas de bosque y de setos y sotos. Otro de los objetivos destacados es favorecer la disponibilidad de conejo, una especie que supone la práctica totalidad de la dieta del lince ibérico y el águila imperial, para lo cual se realizarán entaramados y se construirán y colocarán majanos en forma de tubo, a fin de favorecer la reproducción de estos animales. Dichas tareas se complementarán con las de control de zorros, jabalíes y perros asilvestrados, así como con las instalaciones de cercados de exclusión ganaderos, cinegéticos y pastor eléctrico.

El consejero ha indicado que debido a que gran parte de la población de lince ibérico y águila imperial se encuentran en propiedades particulares, cualquier medida de gestión para su conservación precisa de la colaboración entre la Administración y los propietarios de las fincas. Por ello, una de las prioridades de la Consejería de Medio Ambiente para propiciar la conservación de estas especies es la firma de convenios de colaboración con los propietarios de fincas situadas en las áreas de distribución de dichos animales. Además de permitir las actuaciones señaladas para el acondicionamiento del hábitat por parte de Medio Ambiente, estos convenios implican por parte de los particulares el compromiso de respetar y no modificar el uso de las instalaciones y actuaciones que se hayan llevado a cabo en la vigencia del convenio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios