Medio Ambiente y Paradores apuestan por el turismo de naturaleza

  • Ultimado el plan de trabajo conjunto para realizar la mejora del entorno del pino centenario de Mazagón

La sombra del pino piñonero centenario ubicado en el entorno del Parador de Mazagón fue ayer el escenario para la firma del protocolo general de colaboración que el consejero de Medioambiente de la Junta de Andalucía, José Juan Díaz Trillo, y el presidente y consejero delegado de Paradores de Turismo, Miguel Martínez, han suscrito para promocionar las visitas a los espacios naturales en la Red de Paradores. Con este protocolo, que tiene una vigencia inicial de 5 años, se trata básicamente de potenciar el binomio turismo-medioambiente, vinculando directamente las marcas Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía -Rempa- y Parador Nacional. La primera cuenta con unas 178 empresas vinculadas y más de 1.360 productos y la segunda con un total de 16 establecimientos en toda Andalucía, dos de ellos en nuestra provincia (Mazagón y Ayamonte).

Para el titular andaluz de Medioambiente esta iniciativa trata de "aprovechar la singularidad" de ambas marcas, teniendo en cuenta la situación geográfica de los dos paradores con que cuenta la provincia de Huelva: uno junto al Parque Nacional de Doñana y el otro en la desembocadura del Guadiana y muy cerca de espacios protegidos como los parajes naturales Marismas de Isla Cristina, Marismas del Odiel y Marismas del Piedras y Flecha de El Rompido.

De esta forma, los principales objetivos del documento suscrito en Mazagón se centran en potenciar las visitas a los espacios naturales entre los clientes de los paradores ya que según especificó Martínez, los paradores de turismo suelen estar enclavados bien junto a lugares con un rico patrimonio histórico-artístico, o bien junto a importantes espacios naturales protegidos, como sucede con los dos de Huelva. Un hecho "que debe ser aprovechado al máximo en esta provincia teniendo en cuenta que la naturaleza es cada vez más un reclamo turístico y que el 80% del territorio que conforma el litoral onubense goza de alguna figura de protección".

El presidente de Paradores explicó a todo lo anterior se suma que los dos establecimientos onubenses cumplen además los requisitos para estar enmarcados en el Plan Estratégico 2009-2012 de Paradores Verdes, en los cuales se prima la sostenibilidad ambiental de su gestión con el objetivo de "no perder el tren del futuro en cuanto a los beneficios que reporta el binomio medioambiente-turismo, cada vez más demandado por el turista del siglo XXI".

Otros objetivos del protocolo son incorporar los Paradores las iniciativas impulsadas por la Consejería que sean de interés común, y avanzar en la formación del personal de Paradores en temas vinculados con los espacios naturales protegidos. Además, también servirá de marco para los convenios específicos que se suscriban entre la Consejería y la Red de Paradores Nacionales en Andalucía.

El acto también permitió ultimar el plan de trabajo para la mejora del Pino Centenario de Mazagón, por lo que se acordó ejecutar diversas acciones para mejorar el acceso y observación de este ejemplar único.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios