Liberan al lince 'Caribú' en Doñana para que afiance la población felina

  • Procedente de Sierra Morena, el ejemplar deberá pasar un periodo de adaptación

Comentarios 11

La consejera andaluza de Medio Ambiente, Cinta Castillo, liberó ayer tarde en Doñana a 'Caribú', un macho de casi tres años, trasladado desde Sierra Morena para reforzar la población de este espacio protegido donde sobreviven medio centenar de ejemplares de este felino.

Este traslado -translocación, según la terminología científica- es el segundo que se realiza en Doñana tras el de 'Baya', otro macho de Sierra Morena liberado el 21 de diciembre del pasado año en la zona de Coto del Rey, al norte de este espacio protegido, donde se apareó con tres hembras que parieron ocho cachorros, de los que al menos sobreviven dos.

La liberación de ambos linces cubre la decena de bajas acaecidas en 2007 por un brote de leucemia felina que descompensó la población de Doñana, en la que las hembras duplican a los machos, y mejorará la escasa variabilidad genética de estos felinos, que padecen una gran consanguineidad por su elevada endogamia, según explicó a Efe el director del programa LIFE de conservación del lince ibérico, Miguel Ángel Simón.

Cinta Castillo, quien abrió la jaula desde la que 'Caribú' ha salido a un cercado de 6 hectáreas, próximo a la laguna de Santa Olalla, en pleno corazón de Doñana, donde se aclimatará durante las próximas semanas, expresó su "emoción" por asistir a esta liberación y confió en que sea tan exitosa como la de 'Baya'.

'Caribú' permanecerá en el interior de este cercado, dotado de cámaras de televisión e infrarrojas y que cuenta con alimentación suplementaria de conejos, varias semanas hasta que los técnicos comprueben que se relaciona adecuadamente con las dos hembras asentadas en esta zona, momento en el que se abrirá el cercado para que los lince inicien el celo en libertad. Esta zona ha sido elegida por ser la más protegida de este espacio natural, ya que está alejada de las carreteras que rodean Doñana, donde se han producido varios atropellamientos mortales.

Castillo confió en que esta segunda translocación sea "un éxito" que complemente los buenos resultados logrados este año en los programas de conservación del lince ibérico en el medio natural y de cría en cautividad, que han logrado casi cien nacimientos.

El lince ibérico, considerado el felino más amenazado del planeta, sobrevive en España en sólo dos poblaciones: Sierra Morena, con unos doscientos ejemplares, y Doñana, con medio centenar. La translocación de 'Baya' también estaba previsto que se realizara en Santa Olalla, pero tuvo que hacerse en la zona de Coto del Rey porque esta población perdió todos sus machos por la leucemia felina y las tres hembras territoriales corrían el riesgo de perder el celo.

Las translocaciones de 'Baya' y de 'Caribú' se consideran valiosas experiencias para la reintroducción de linces en antiguos territorios ocupados por este felino, la primera de las cuales está prevista para el próximo otoño en la zona cordobesa del Guadalmellato.

El programa LIFE para la conservación del lince ibérico, vigente hasta 2001 y el de mayor cuantía en su género, con un presupuesto de 26 millones, prevé estas translocaciones como refuerzo de la población de linces de Doñana, estancada desde hace varios años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios