la zarza

La Junta abre un expediente por el vertido de aguas mineras al Odiel

  • Requiere a Nueva Tharsis y Ormonde España que actúen de inmediato para que cese la fuga

  • Ecologistas en Acción asegura que puede provocar un desastre ambiental

Vertido de aguas mineras por el aliviadero de la corta de La Zarza. Vertido de aguas mineras por el aliviadero de la corta de La Zarza.

Vertido de aguas mineras por el aliviadero de la corta de La Zarza. / m. g.

Comentarios 1

Agentes de Medio Ambiente y técnicos de la Junta de Andalucía analizan la posible afección al río Odiel tras producirse una fuga en una corta minera, ubicada en una zona privada de La Zarza, que ya no estaba en funcionamiento y que acumulaba agua de lluvia. Las consejerías de Empleo, Empresa y Comercio, y la de Medio Ambiente han abierto sendos expedientes por el incidente.

El delegado de la Junta de Andalucía en Huelva, Francisco José Romero, transmitió ayer un mensaje de "tranquilidad y de prudencia" tras haberse descartado que el incidente de fuga de aguas que ha tenido lugar en el entorno del río Odiel, cerca del municipio de La Zarza, pudiera afectar en modo alguno a los ciudadanos residentes en esta localidad y en sus alrededores.

Técnicos de Medio Ambiente y de Minas realizan un seguimiento en la zona

Romero anunció que la Junta ha requerido a Nueva Tharsis y Ormonde España, propietarios de los derechos mineros y del terreno respectivamente, que actúen de inmediato para que cese la fuga de las aguas mineras cuanto antes.

La no afectación a los vecinos ha sido la primera conclusión a la que han llegado los integrantes de un equipo técnico formado por especialistas tanto de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio como de Empleo, Empresa y Comercio, que trabajan in situ desde primera hora de ayer para detectar las posibles implicaciones ambientales sobre el río Odiel y supervisar las tareas desarrolladas en el complejo minero por parte de los operativos que trabajan en la corta para frenar la salida del agua.

Romero también explicó que la Junta ha creado un equipo de coordinación, encabezado por el propio delegado y por los responsables en Huelva de las consejerías competentes, para efectuar un seguimiento tanto de los trabajos desarrollados como de la evolución que vaya tomando este incidente.

El Gobierno andaluz ha iniciado el proceso de un expediente informativo para ambas empresas, que podría derivar en un expediente sancionador o en cualquier otro tipo de actuación si así se considerase oportuno a partir del dictamen de los técnicos.

Según el delegado, la Junta irá ofreciendo información puntual conforme se vaya conociendo el alcance de lo ocurrido y sus consecuencias. Este explicó, la corta minera tiene una galería que evacuaba agua de lluvia a través de bombeo, pero cuando dejó esta explotación se dejó de hacer.

Romero explicó que tras producirse en la misma "una acumulación por desprendimiento de tierra, en la propia galería se ha producido un tapón en el desagüe, que ha provocado que la propia corta esté llenándose de agua de lluvia que en contacto con la zona minera, que contiene metales como la pirita, ha obtenido influencia de minerales".

"Al parecer ese tapón ha tenido que romperse y el desagüe ha sido más grande por este taponamiento", apuntó Romero, que aseguró que se trata de "una corta que acumula agua de lluvia y no vertidos, pero puede tener una incorporación de metales pero propios de la naturaleza.

"El río Odiel contiene minerales de mina desde hace siglos, pero evidentemente la aportación que se hace de esta acumulación es extraordinaria y hay que estudiar la afección que ha podido tener sobre el agua", explicó el delegado.

Para ello se están analizando distintos puntos del río Odiel para ver la diferencia entre aportes o niveles de minerales obtenidos en días anteriores y los obtenidos hoy o en días sucesivos.

Ecologistas en Acción aseguró ayer que el incidente puede provocar "un desastre ambiental", ya que se han vertido cientos de miles de metros cúbicos de aguas ácidas con sedimentos y metales pesados a la cuenca del Odiel.

La organización ecologista advirtió que "el vertido desembocará en la ría de Huelva, generando un grave riesgo para los ecosistemas protegidos de las Marismas del Odiel y de la zona costera cercana".

Ecologistas en Acción considera demostrada la existencia de "graves negligencias en el sellado y mantenimiento inadecuado de la corta, lo que ha ido provocando unas primeras filtraciones en días pasados, que han culminado con la ruptura del tapón de cierre y el vertido continuo de las aguas contaminadas allí contenidas que se pueden calcular en miles de millones de litros".

Los conservacionistas aseguran que "numerosas cortas y balsas mineras permanecen abandonadas en el Andévalo onubense en condiciones precarias, sin que la Junta de Andalucía haya tomado las medidas de protección y sellado necesarias a pesar de los antecedentes del desastre de Aznalcóllar, del que recientemente se han cumplido casi 20 años".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios